miércoles, 23 de setiembre de 2009

PELLEGRINI: PIDEN SU DESAFUERO Y LOS OFICIALÍSTAS LO PROTEGEN...
.

Por el accionar del vicegobernador
Pedirán el juicio político para Pellegrini y una interpelación para el ministro de Seguridad
Cinco diputados del opositor Frente Juntos por San Luis presentaron ayer un pedido interpelación al ministro de Seguridad de San Luis, Edgard Osvaldo Amieva Saravia y hoy pedirán el juicio político contra el vicegobernador de la provincia, el psiquiatra Jorge Luis Pellegrini. También otro sector de la oposción, entre los que se encontraría el concejal electo por el Acuerdo Cívico, Francisco "Pancho" Guiñazú, haría pediría un Jury para la segunda autoridad de la provincia. Alejandro Miranda, el abogado del policía que acusó a Pellegrini, denunció que fue amenazado él y su familia.



El pedido de los diputados está relacionado con la denuncia que realizò un policìa que acusa al vicemandatario de haber entorpecido un operativo que se realizó a comienzos de setiembre en la vía pública y luego de haberlo coaccionado para que la retirara, en una reunión de la que participó también el ministro y el Jefe de la Policía de San Luis, Hëctor Riva.

Los diputados Juan José Laborda Ibarra, Pedro Risma, Mónica Ruti, Amado Neme y Eduardo Gargiulo presentaron este martes un proyecto de interpelación al ministro de Seguridad de la provincia, Coronel (R) Osvaldo Amieva Saravia, "quien reconoció la existencia de una reunión en la casa del vicegobernador, donde supuestamente se presionó al oficial de policía que denunció a Pellegrini", señalaron los legisladores luego de formalizar la presentación.

Por otra parte, ayer, el abogado del policía que denunció a Pellegrini, Alejandro Miranda, denunció haber recibido un anónimo en su estudio jurídico, donde lo amenazan a él y su familia si no se separa de la causa donde patrocina al oficial Néstor Mercado.

MIentras tanto, en la mañana de la víspera se tomaron las testimoniales a los policías y otros testigos involucrados en el procedimiento que dio origen a la causa y aunque no hubo información oficial al respecto, fuentes tribunalicias señalaron que habían "ratificado todo lo dicho por Mercado".
El texto de los fundamentos del pedido de interpelación al ministro

El pasado día 2 de septiembre ocurrió un accidente de tránsito en la ciudad de San Luis, que tuvo como protagonista al secretario privado del vicegobernador, Dr. Jorge Pellegrini.
En circunstancias en que el damnificado se encontraba en un centro de salud recibiendo atención médica, supuestamente se presentaron primero los hijos y luego el propio funcionario, los que habrían obstaculizado el procedimiento judicial, llevándose finalmente por la fuerza la moto con una mochila cuyo contenido se ignora y un sobre con dinero.
Desde entonces el vicegobernador no ha dado explicaciones convincentes acerca de su cuestionable proceder, limitándose a guardar un sugestivo silencio, aunque en una entrevista sobre el tema, a las cámaras del canal estatal, justificó que actuó intempestivamente porque su hijo fue “reprimido” por los efectivos policiales, por lo que habría efectuado una denuncia en este sentido.
Sin embargo, la periodista Natalia López, que fue testigo presencial del accionar policial, negó esta versión y describió el comportamiento prepotente y autoritario de la segunda autoridad provincial.
Asimismo, el oficial de policía Néstor Fabián Mercado radicó una denuncia contra Pellegrini, reafirmando la corrección del operativo llevado adelante.
Posteriormente el efectivo amplió su presentación, dando cuenta de las presiones que ha recibido desde entonces por parte del vicegobernador y su familia, quienes pretenderían que Mercado retire su denuncia para él hacer lo propio, con el objetivo de dar por terminado el tema.
Como parte de las pruebas ofrecidas Mercado aportó una grabación donde constaría la reunión mantenida con el citado funcionario, el ministro de Seguridad, coronel (R) Edgard Osvaldo Amieva Saravia y el jefe de la Jefatura de Policía de la Provincia, Héctor Rivas.
Estos dos últimos en distintas entrevistas periodísticas han reconocido la existencia de este encuentro en el domicilio del vicegobernador, y en el caso del ministro, llegando a admitir que “la familia Pellegrini se excedió un poquito” (SIC).
Estos hechos, tanto el entorpecimiento y obstaculización del accionar policial, como las supuestas presiones posteriores contra un oficial de policía que en la actualidad pidió licencia por stress post-traumático, representan una gravedad institucional que no puede pasarse por alto.
Los bloques de la oposición han intentado en dos oportunidades que se trate un pedido de informes para conocer cómo ocurrieron realmente los hechos, pero el oficialismo ha conseguido frenar esta iniciativa, lo cual agrega más dudas sobre un episodio que evidentemente escandaliza a la opinión pública.
En consecuencia, se impone de manera urgente requerir en esta Cámara Legislativa la presencia del titular del área de Seguridad., con el objetivo de que brinde un informe sobre todo lo actuado por su cartera y los términos de la reunión en la que participara en el domicilio del vicegobernador, junto a Mercado y el comisario Héctor Rivas.

Informe: Gustavo Senn gustavosenn@gmail.com
http://www.periodistasenlared.info/setiembre09-23/nota1.html
.

Caso Pellegrini ¿Alcanza con pedir disculpas?
En una conferencia de prensa concedida el lunes por el ministro de Seguridad, Osvaldo Amieva Saravia, repitió a cada pregunta que se le hizo sobre el caso Pellegrini, si los colegas habían escuchado las declaraciones del vicegobernador Jorge Pellegrini, donde supuestamente pidió disculpas. Nuestro medio intentó, infructuosamente, saber a quién otorgó esas declaraciones Pellegrini y conocer su contenido, pero que a decir del ministro, habrían sido para pedir disculpas públicas por los hechos que lo tuvieron como triste protagonista.

El medio colega Edición Abierta, fue el único medio digital en el que encontramos que se habla del tema, aunque no se reproduce el contenido de las declaraciones de Pellegrini, pero asegura que pidió disculpas. El medio referido, también “nos invita” a terminar con el tema y en cierta forma fue lo que intentó dejar como corolario el ministro Amieva Saravia en la conferencia del lunes.

Con pocos argumentos sólidos para determinar si Pellegrini pidió o no disculpas, creemos que si así lo hizo, no alcanza, puesto que si el vicegobernador hizo toda una obra de teatro, con escenas histéricas en medio, y ahora sale a pedir disculpas, es porque la realidad no fue como él la contó, sino que dista bastante de ser así.

El ministro de Seguridad le dijo a Periodistas en la red, que creía que los Pellegrini “se excedieron un poquito”, con lo cual reconoció que la triste actuación de Jorge Pellegrini, su hijo y su esposa (Nuris Quinteros) no fue la correcta, sino que fue más allá de lo correcto.

Con todos los hechos a la vista, y con la famosa “reunión súper concurrida” en la casa de Pellegrini, donde -también admitido por Amieva Saravia a Periodistas en la red- el vicegobernador le pidió al policía Mercado que “retirara su denuncia a cambio de que Pellegrini retiraría la de él”, suena mucho más a “un apriete” que a un simple pedido de disculpas. Las disculpas se piden, sin exigir nada a cambio, cosa que no hizo Pellegrini.

Pero a esto debemos sumar, la concurrencia -por la tarde de ese mismo día- de Nuris Quinteros a la casa de Mercado, “para hablar con su pareja” y con la obvia intención de que Mercado retire la denuncia contra su marido y no para pedir disculpas ni para nada “amigable” que se quiera hacer ver ahora que dicha reunión salió a la luz.

Y mucho menos de “amigable” podemos tildar esa reunión, cuando el jefe de Policía, Héctor Rivas, se “comprometió” a que Mercado iba a retirar una denuncia que no le correspondía “decidir” a Rivas. Si la actitud del jefe directo de Mercado -léase Rivas- diciéndole en su presencia, al vicegobernador de la provincia que su subalterno iba a retirar la denuncia, sin haberle consultado antes al propio damnificado, no se toma como una “apretada” más que directa, eso significa que una vez más nos intentan tomar por unos estúpidos tan imbéciles, que no sabemos diferenciar entre “un pedido de disculpas” y un “apriete a todas luces”.

Cada vez más, se confirma que la primera versión de los hechos de Jorge Pellegrini, fue una mentira oficial, para tapar un bochornoso abuso de autoridad y obstrucción del accionar policial. Y si el vicegobernador le mintió a la sociedad, debe hacerse cargo, y con un simple pedido de disculpas no alcanza. El gesto debe ser mayor. Si mintió se fue. No queda otra.

Informe: Carlos Rubén Capella carlosrcapella@yahoo.com.ar
http://www.periodistasenlared.info/setiembre09-23/nota3.html