jueves, 2 de octubre de 2014

TORTURAS EN LA CARCEL PUNTANA, AHORA CON REPERCUSION INTERNACIONAL...
 
 
 

Las imágenes de trato inhumano en la cárcel de San Luis llegaron a la televisión española

Escándalo por maltrato a menores en la cárcel de San Luis

Sigue la toma en el IFDC: "A nadie le interesa la educación de San Luis

Código Civil. Bazla: "los legisladores nacionales de San luis están fuera de la historia"
 
 



Las imágenes de trato inhumano en la cárcel de San Luis llegaron a la televisión española

Noticias Cuatro de España difundió un informe este jueves sobre torturas a un detenido en Tucumán, propiciadas por efectivos policiales que ya fueron identificados.

En el video, en el que se ve a los policías golpeando y humillando al detenido, recordaron otros hechos de vejaciones cometidos en la Argentina.

La primera referencia fue hacia el episodio conocido a mitad de este año en San Luis. El 17 de junio, SanLuis24 difundió las imágenes de una requisa humillante en el pabellón de jóvenes adultos de la Penitenciaría Provincial.

Las fotografías, que recorrieron los principales portales de noticias del país, muestran a un  grupo de jóvenes desnudos en un patio del Penal, mientras agentes penitenciarios realizan los revisan con la custodia de un perro.
http://sanluis24.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=49802:las-imagenes-de-trato-inhumano-en-la-carcel-de-san-luis-llegaron-a-la-television-espanola&catid=34:catlaciudad&Itemid=54




Escándalo por maltrato a menores en la cárcel de San Luis

Se abrió una investigación tras conocerse las imágenes de una requisa en 2013 con chicos detenidos, desnudos y atados

El 22 de abril de 2013 se realizó una requisa a menores detenidos en la penitenciaría de San Luis. La noche anterior había ocurrido una pelea y ésa fue la excusa para revisar a los internos. Se hizo en forma violenta y abusiva, según se conoció en las últimas horas luego de que el diario digital San Luis 24 revelase las impactantes fotografías de ese procedimiento.

En las imágenes puede verse a los detenidos desnudos, amarrados por la espalda y obligados a permanecer arrodillados frente a la amenazante presencia de carceleros y perros. Ese hostigamiento causó gran preocupación entre las autoridades provinciales y nacionales, más por la evidencia que el por entonces jefe del presidio, Mariano Ibánez, formó parte activa de esa actividad.

"Se me cae la cara de vergüenza, pero tengo que corregir esto. Ojalá que no vuelva a ocurrir, el hecho no lo niego. Me golpea como jefe del servicio. Acá se hacen muchas cosas, pero esto de un grupo minúsculo que no está de acuerdo con las nuevas políticas", dijo el director del servicio penitenciario de San Luis, Inocencio Carpio.

Agregó que se inició un sumario para dar con los responsables del atropello a los derechos humanos de los menores detenidos: "No tenía conocimiento del tema y ordené una investigación sumaria. No quiero minimizar el tema, son prácticas que estoy cambiando en el servicio penitenciario. Las requisas se hacen diariamente y se sacan pastillas, chuzas, de todo, pero este procedimiento no está permitido. Lo que me duele es que quien sacó esto es un agente penitenciario y no vino hablar a la dirección", aseguró el director del servicio penitenciario provincial.

Aseguró, además, que en ese pabellón se alojan actualmente 59 menores, una cantidad que supera las posibilidades de alojamiento en condiciones aceptables de detención. Y aseguró: "En las requisas que controlo no pasan estas cosas. Muchos jefes fueron relevados en los puestos de requisas, de hecho desmantelé por completo un grupo de agentes que hacían este tipo de procedimientos".

Carpio indicó que los responsables serán sancionados.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, repudió ayer la requisa que calificó de "inhumana" realizada por el personal del Servicio Penitenciario de la provincia de San Luis, en la que un grupo de personas fue sometido a tratos "crueles e indignos", según fue consignado por la agencia Télam.

"Los argentinos no podemos tolerar estos tratos porque son flagrantes violaciones de los derechos humanos y de la dignidad de las personas", juzgó el titular de Derechos Humanos, quien adelantó que desde la secretaría a su cargo se evaluará la realización de una denuncia porque "resultan inaceptables este tipo de prácticas"
http://www.lanacion.com.ar/1702598-escandalo-por-maltrato-a-menores-en-la-carcel-de-san-luis




Sigue la toma en el IFDC: "A nadie le interesa la educación de San Luis

Con más de 24 horas de protesta, alumnos y profesores del IFDC (Instituto Nacional de Formación Docente) no recibieron ninguna propuesta por parte del Ministerio de Educación o el Gobierno. María Ramírez, alumna expresó: "A nadie le interesa la educación de San Luis".

La situación del profesor Martin Aragón fue también una de las principales causas que motivaron la protesta: desde hace dos meses y medio que rindió la reválida para renovar su contrato pero no resolvieron si le renovaban el contrato.

“Revalidé el 16 de junio; tuve un voto en contra por parte del jurado y hasta el día de hoy no tengo resolución de mi reválida, con el agravante que vengo a trabajar y no cobro”, explicó el docente.

Otro de los puntos fuertes del reclamo está vinculado a los problemas de infraestructura en el edificio tras la tormenta del 19 de septiembre, que inundó las instalaciones. “La situación es alarmante, sobre todo a raíz de esta lluvia”, contó la alumna Ramírez.
http://sanluis24.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=49817:sigue-la-toma-en-el-ifdc-qa-nadie-le-interesa-la-educacion-de-san-luisq&catid=181:la-ciudad-slide




Padres de alumnos de la Escuela de Estancia Grande reclaman al Gobierno el envío de fondos

Padres de alumnos de Estancia Grande se reunieron este miércoles con el intendente de la localidad, Ricardo Videla, para pedirle que “le reclame a los Rodríguez Saá y al gobernador Poggi que manden la plata para el funcionamiento normal de las clases, como manda la Ley”.

Los padres mostraron su preocupación porque “la retención indebida de fondos ordenada por los dueños del poder, este año los niños no se les entregaron los útiles, la ropa y no se programó el viaje anual de estudios, entre muchas otras cosas a las que están acostumbrados desde hace dos años”.

Una de las madres que participó de la reunión con el jefe comunal destacó que “nuestros hijos tienen una educación maravillosa”.

Los padres también pidieron que “los problemas de celos que los resuelvan entre los políticos, no se metan con los niños”.

A su vez, también repudiaron la forma en que se realizó la intervención  de Estancia Grande Polo Club, lugar que hasta el viernes de la semana pasada era utilizado por casi 200 estudiantes de la escuela municipal para practicar deportes y aprender oficios con los caballos, a modo de actividad extracurricular.
http://sanluis24.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=49816:padres-de-alumnos-de-la-escuela-de-estancia-grande-reclaman-al-gobierno-el-envio-de-fondos&catid=181:la-ciudad-slide




Alumnos tomaron el IFDC de San Luis

Alumnos del Instituto de Formación Docente Continua de la ciudad de San Luis tomaron ayer el edificio en reclamo de mejoras edilicias, nuevos planes de estudio, pago de sueldos al personal, cobertura de cargos docentes y estabilidad laboral para los profesores.

“Viva la lucha y la toma del IFDC – San Luis”, señaló un comunicado de Juventud del Partido de los Trabajadores Socialistas, en el cual se informó que este jueves continuará la lucha de los estudiantes “con la toma del instituto para consolidar la lucha”.

Explica el informe que la protesta es por las siguientes demandas votadas en Asamblea General:

- Revalidación de cargo y pago de sueldo a los docentes Martín Aragón y Mauro Forlani.
- Mejoras edilicias y de infraestructura ante el colapso sufrido en la tormenta del 19 de septiembre.
- Implementación organizada de los nuevos planes de estudio de modo que se garantice una formación docente de calidad.
- Creación y cobertura de cargos docentes atendiendo la creación de nuevas carreras y el número de alumnos.
- Democratización del IFDC - San Luis.
- Co-gobierno de docentes, no docentes y estudiantes en el IFDC.
- Estabilidad en el cargo de los docentes de nivel superior.

“Desde la Juventud del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) en las Secretarías de Cultura y de Prensa del Centro de Estudiantes IFDC - San Luis, nos hacemos parte de este proceso y llamamos a estudiantes, docentes, trabajadores en general, organizaciones políticas, sindicales y de Derechos Humanos a rodear de solidaridad esta lucha que es en definitiva por una educación que sea verdaderamente pública, democrática, gratuita, laica y de calidad; por la triplicación del presupuesto destinado a educación; y contra la precarización laboral de los trabajadores de la educación”.

“El ministro y el gobernador se hicieron los desentendidos”.

El sitio web radiolabulla.com informó que la protesta se realiza con actividades de difusión, asambleas y estado de alerta.

La comunidad educativa del instituto reclama por la situación laboral de dos compañeros docentes (Martín Aragón y Mauro Forlani), quienes tras haber realizado el examen de reválida en junio, no fueron renovados en sus cargos. Esta situación ha sido definida como arbitraria, por companeros/as y estudiantes, ya que solo fueron observados por uno de los tres jurados que conforman el tribunal y aprobados para la continuidad en sus cargos por los otros dos jurados. Hasta la actualidad, ambos docentes no han cobrado sus salarios y tampoco han sido informados fehacientemente sobre su situación”, señala el medio informativo.

“A esta actitud despótica y que claramente ataca con un mensaje disciplinario al sector docente, se le sumaron quejas por la situación edilicia y el estado precario de los equipos docentes en general.  Mientras se realizaba la toma, un grupo se dirigió hacia el acto de egresados del instituto en el Centro Cultural Puente Blanco (Sala Berta Vidal de Battini). Allí estaban el gobernador Claudio Poggi y el Ministro de Educación Marcelo Sosa, quienes al ser abordados por estudiantes y docentes, se hicieron los desentendidos sobre la crisis que atraviesa el establecimiento educativo”, añade.
http://sanluisnoticia.com.ar/2013/index.php/san-luis/6291-alumnos-tomaron-el-ifdc-de-san-luis




Código Civil. Bazla: "los legisladores nacionales de San luis están fuera de la historia"

La unificación de los Códigos Civil y Comercial, que hizo anoche el Congreso, motivó que el kirchnerista Ricardo André Bazla dijera que "los diputados y senadores que responden a los Rodríguez Saá, se esmeran en negarse a reconocer la realidad. Existen nuevas formas de composición familiar. Existen otras formas de adopción en el mundo, pero los conservadores oficialistas de San Luis no lo quieren asumir y han quedado fuera de la historia institucional de la Nación".

“El nuevo Código va a a agilizar el burocrático trámite de adopción y le pone sentido social a una problemática que sufren los que menos tienen. Ocurre que estos legisladores tienen materialmente sus vidas solucionadas, entonces miran para otro lado como si el problema no existiera".

Sobre el divorcio

"Estos políticos son los mismos que presagiaban el fin del mundo cuando se sancionó el divorcio y nada de eso ocurrió. También se opusieron a la ley de matrimonio igualitario, cuando solo se han igualado los derechos. Siempre se han opuesto a ampliar derechos. Como buena gente de derecha que son, solo quieren ampliar obligaciones. Lo que pasa es que en mentalidades tan anacrónicas, cuesta asumir estos avances legislativos que son ejemplo en el mundo".

"Les gusta la burocracia y que todo siga igual con tal de cuidar las apariencias. Pero las apariencias son engañosas y no dejan ver la realidad, como dice el tango", recordó Bazla.

"Creo que otra vez se equivocan, aseguró el mercedino funcionario de la gestión municipal de Enrique Ponce, en la ciudad de San Luis. "Por eso no dan pié con bola en la pretendida campaña presidencial de Adolfo Rodríguez Saá. Ni en San Luis les llevan el apunte porque están fuera de la historia. Ya fueron. El presente es otro y ellos todavía no se dieron cuenta", disparó sin anestesia.

Apellidos a elección

"Son legisladores con concepción machista, sobre todo mujeres como Liliana Negre o Ivana Bianchi. ¿Alguien en su sano juicio puede estar en contra de que un niño lleve el apellido de su madre, cuando lo único verificable por medio de la vista es de qué vientre nace ?. Esto de la opción de los apellidos materno o paterno había sido planteado  en la década del ochenta y recién ahora se hace realidad. Ellas son de concepción conservadora y la realidad las ha superado".

"Los legisladores oficialistas de San Luis se negaron a dar el debate y salieron como rata por tirante del recinto de las deliberaciones porque no se bancan perder una votación. No lo soportan porque si bien son con constitucionales, representan la contrademocracia, como sus patrones los Rodríguez Saá" finalizó Bazla.
http://www.sanluisnoticia.com.ar/2013/index.php/san-luis/6290-bazla-los-legisladores-nacionales-de-san-luis-estan-fuera-de-la-historia

jueves, 18 de setiembre de 2014

DIVISION DE LA CIUDAD DE SAN LUIS, EL DIA DE LA GRAN DERROTA DE RODRIGUEZ SAA EN MANOS DE LOS VECINOS...



La Municipalidad impulsa movilización para recordar cuando se impidió  dividir la ciudad

Acto y homenajes a 14 años de la pueblada que impidió la división de  San Luis

18 de septiembre- A 14 años de la pueblada que impidió la división de  la ciudad
.


La Municipalidad impulsa movilización para recordar cuando se impidió  dividir la ciudad   
 
Desde la Municipalidad se impulsa para hoy una movilización de sus  empleados hacia la Legislatura para conmemorar el 14º aniversario de  las protestas que liquidaron las intenciones de los hermanos Rodríguez  Saá de dividir la Ciudad de San Luis en cuatro municipios porque el ex  intendente Carlos Ponce había sido reelecto. A pesar del tiempo  transcurrido, los sucesos ocurridos a partir de una de las represiones  más brutales en la historia de San Luis siguen vivos en la memoria de  los puntanos.

Pero la historia empieza mucho antes del 18 de septiembre de 2000,  mejor dicho: ese día se cancela de manera drástica uno de los intentos  autoritarios más nefastos urdidos por los Rodríguez Saá luego de una  derrota electoral. El 24 octubre de 1999 la Alianza UCR-Frepaso ganó  las elecciones generales y depositó como presidente de los argentinos  a Fernando De la Rúa. En San Luis fue reelecto Adolfo Rodríguez Saá,  pero en la Intendencia Municipal de la Ciudad de San Luis, Carlos  Ponce dio un batacazo y derrotó de manera contundente al candidato del  gobierno provincial relegándolo a un cuarto puesto. Ponce ganó,  segundo fue Raúl  Laborda, tercero Javier Cacace y cuarto Hugo Marín.

Pero desde antes de las elecciones de octubre, cuando ya los sondeos  de opinión indicaban que Carlos Ponce tenía posibilidades ciertas de  conseguir la reelección, los Rodríguez Saá echaron a rodar un rumor  que pasadas las elecciones y con la derrota confirmada se transformó  en un proyecto de ley. El rumor decía que si Carlos Ponce ganaba,  terminaría siendo el intendente de la Plaza Pringles, porque entonces  los hermanos Rodríguez Saá utilizarían su abrumadora supremacía en la  legislatura para dividir la Ciudad de San Luis en cuatro municipios.

En el mes de abril del año 2000, el proyecto comenzó a circular de  manera solapada y entonces los Rodríguez Saá acuñaron uno de sus  típicos eufemismos y pretendieron que se hablara en los medios de  comunicación de la "creación de cuatro municipios". Los empleados  municipales, al ver que corría peligro su futuro laboral debido a que  la mayoría estaban marcados como "poncistas", de inmediato avisaron  que no tolerarían que los Rodríguez Saá desconocieran el resultado  electoral y que ante el mínimo atisbo de votación del trasnochado  proyecto, saldrían a la calle.

Pasaron cinco meses en que los Rodríguez Saá intentaron de todo para  convencer a los vecinos de San Luis para que aceptaran la división de  la Ciudad, pero todos los intentos fueron vanos. El 13 de septiembre  la Cámara de Senadores votó favorablemente y los empleados municipales  junto a militantes y vecinos realizaron una asamblea en el Puente  Derivador, deliberación que se extendió hasta las 14.30, momento en el  que una votación decidió que era mejor ir a cortar la Ruta Nacional 7  a la altura del Desvío a Pescadores.

Dos días duró el corte porque Adolfo Rodríguez Saá exigió al Gobierno  Nacional que le ordenara al Destacamento que la Gendarmería tenía en  calle 25 de mayo casi San Martín que desalojara a los manifestantes de  la ruta pero, como esa orden nunca fue emitida por el Ministerio del  Interior, poco tiempo después el gobernador  le ordenó al entonces  ministro de Gobierno, Héctor Torino, que de inmediato echara a la  Gendarmería de la Provincia.

El Jefe de Policía interino era Alfredo Samper Battini y entonces el  médico forense tuvo que ir a parlamentar a la ruta con los  manifestantes. Hubo varias reuniones pero en todas la determinación de  los manifestantes fue que levantarían el corte solo cuando los  Rodríguez Saá retiraran el proyecto de la Legislatura. Llegó la  madrugada del 16 de septiembre y nuevamente Samper Battini al comando  de un escuadrón del COAR y con una resolución del juez Sabaíni Zapata,  se presentó en la ruta con evidentes intenciones de reprimir. El jefe  de policía interino se reunió con una comisión integrada por el  entonces concejal Sony García, Dardo Pérez, Daniel Pérsico, Julio  Fagés, Miriam Agúndez, Edgar Magallanes, Francisco Rosales, Oscar  Nellar y Daniel Sosa, entre otros.

El acuerdo fue que levantarían el corte de manera pacífica, pero los  manifestantes se movilizarían hacia la municipalidad para discutir  allí los próximos pasos. A las 6 de la mañana la caravana salió desde  el cruce hacia el Barrio 1 de Mayo y desde allí llegó hasta el  edificio de San Martín y Belgrano. Era sábado y el cansancio se  notaba, por lo tanto todos los manifestantes agrupados en la puerta de  la Municipalidad acordaron descansar unas horas y reunirse de nuevo al  día siguiente, o sea: el domingo 17.

La reunión del domingo se realizó con la movilización ya casi decidida  porque eran muy fuertes las versiones que indicaban que en la sesión  del 18 de septiembre el bloque de diputados del oficialismo le daría  la media sanción que al proyecto le faltaba, sin importar las  consecuencias. Lo único que faltaba discutir era desde dónde saldría  la movilización que encabezaría el intendente Carlos Ponce. La moción  que al final se impuso fue que los manifestantes se reunirían en  cuatro puntos de la Ciudad: Correo Central, Municipalidad de San Luis,  Plaza Independencia y Plazoleta Los Halcones.

Esa madrugada la Estatua de la Libertad del Casino New York amaneció  profusamente salpicada con bombitas de alquitrán y recuerda Daniel  Sosa que "A las nueve de la mañana en la puerta de la Municipalidad  creo que no llegábamos a las 300 personas y a las 10 salimos. Cuando  llegamos a la Plazoleta Los Halcones y subimos a la ruta nos  sorprendió la cantidad de gente que se había sumado  de manera  espontánea porque entonces ya éramos más de 2.000 manifestantes. La  primera valla estaba en el puente sobre el Río Seco. La segunda estaba  en la vereda de la Legislatura y la última estaba pegada a la puerta  de entrada de la Legislatura. Recuerdo que uno de los primeros en  desatar las vallas fue Caruso Petrino y luego se fueron sumando otros  hasta que llegamos a la puerta de vidrio"

Las pocas fotos de la época dan cuenta de una presencia heterogénea de  dirigentes políticos: Mauricio Zoppi y Marta Dip de Zoppi, Hugo  Saitúa, Charo Domeniconi, Daniel Achinelli, Martín Tozzeto, Daniel  Lusich, Sony García, Alejandro Quintana, Mirta Carrillo, los miembros  de la comisión directiva del gremio de los Trabajadores Viales.  Militantes como el "Pollo" Devia, Daniel Bustos, Miguel Reyes y Dorita  Adaro. Silvia Niño organizaba la prensa y mantenía informados a los  medios sobre las estrategias de los manifestantes. Dice Daniel Sosa  que se sorprendió al encontrarse entre los manifestantes al conocido  piloto de automovilismo "Feco" Smith, quien marchaba junto al  recientemente fallecido Juan Miguel Bustos. También había docentes  provinciales y  universitarios, además de autoridades de la UNSL.

Cuando los manifestantes desatan y derriban las dos primeras filas de  vallas, llegan hasta la puerta de vidrio Hugo Saitúa y Carlos Ponce,  quienes solicitan a la policía que estaba detrás del blindex una  reunión urgente con los legisladores. La respuesta se demora y de  golpe la presión de la gente revienta la puerta de vidrio y se desata  la represión. Desde adentro del edificio un policía toma una manguera  contra incendios pero los manifestantes se la arrebantan y el chorro  de agua no llega a salir.

Los policías que estaban dentro de la legislatura, a raíz de la rotura  del vidrio, se parapetan amenazantes detrás de las vallas y comienzan  a rociar los ojos de los manifestantes con gas pimienta. Vuelan las  primeras piedras y la policía contesta con gases y balas de goma, pero  corre viento norte y entonces a los represores la nube de gas se les  vuelve en contra. Algunos manifestantes con buena puntería embocan en  los ventanas rotas las bombas de estruendo que van a explotar en los  despachos mismos de los legisladores. Transcurren los minutos y lo que  para la policía era una batalla fácilmente ganable se ha vuelto una  pesadilla porque la mayoría de los policías que minutos antes  amenazaban con armas largas a los manifestantes, ahora vomitan en el  patio trasero de la Legislatura a causa de aspirar los gases de las  granadas policiales.

Rápidamente desaparecen las ambulancias, las cuales se dedican antes  que nada a evacuar policías intoxicados y aturdidos por las bombas de  estruendo. Se sabrá luego que varios diputados oficialistas también  usaron las ambulancias para huir fingiendo ataques de asma y dejando a  los manifestantes heridos a la buena de Dios. Mauricio Zoppi recibió  un escopetazo con balas de goma en la parte posterior de sus piernas,  Nicolás Fazio fue herido en el abdomen por una bala perdida de 9  milímetros  y Rolando Sarmiento, un militante de la Juventud Radical,  recibió el disparo artero de una granada de gas en pleno rostro.

Rolando Sarmiento recibe el disparo en el rostro y cayó desvanecido al  piso, y cuando Francisco Rosales con Saúl Fernández intentaron  socorrerlo, por varios minutos la policía que continuaba disparando a  todo lo que se moviera, les impidió acercarse al muchacho quien yacía  en el piso. Como pasaban los minutos y el cuerpo de Sarmiento no se  movía, y tampoco la ambulancia aparecía por ninguna parte, es que  comenzó a circular la versión de que la represión de los Rodríguez Saá  había matado a un manifestante.

Con la versión saliendo por todas las radios de que en la legislatura  la policía había matado a un muchacho, la afluencia de vecinos se  multiplicó aún más y, así como se acabaron rápidamente las  ambulancias, también a la policía se le acabaron las balas de goma y  los gases, y entonces los efectivos del COAR comenzaron a reprimir con  las mismas piedras que les habían arrojado un rato antes los  manifestantes.

Grupos de vecinos de los barrios lindantes a la Legislatura, quienes  no participaban activamente de la revuelta sino que miraban atónitos  la represión en la vereda de sus casas, también fueron reprimidos a  garrotazos por la caballería, quien comenzó a perseguir a los  manifestantes hasta las inmediaciones del hipermercado situado sobre  el costado norte de la Ruta 7.

A la Legislatura Provincial no le quedó un vidrio sano y fue entonces  que el Gobierno decidió enrejar por completo el edificio. Luego de la  pueblada quedaron algunas frases para la historia, como aquella  afirmación del entonces Fiscal de Estado, Estrada Dubor, (conocido  también como el "Lalo Blanco") quien afirmó desconcertado que "sin  dudas los que provocaron los disturbios fueron infiltrados traídos de  otras provincias" y cuando le preguntaron el porqué de tamaña  conjetura, el extraviado funcionario -a quien no le entraba la idea de  que los puntanos por sí solos se hubieran rebelado de semejante  manera-  respondió "porque las piedras encontradas dentro del edificio  no se corresponden con las existentes en los alrededores".
http://lagaceta-digital.com.ar/tempor/index.php? option=com_content&view=article&id=10944:la-municipalidad-impulsa- movilizacion-para-recordar-cuando-se-impidio-dividir-la-ciudad- &catid=1:latest-news&Itemid=50



Acto y homenajes a 14 años de la pueblada que impidió la división de  San Luis

Catorce años pasaron de la rebelión popular que liquidó las  intenciones de los hermanos Rodríguez Saá de dividir la Ciudad de San  Luis en cuatro municipios tan solo porque Carlos Ponce había desafiado  el mandato del oficialismo provincial, se había presentado como  candidato a la reelección y había relegado al cuarto lugar a Hugo  Marín, candidato impuesto por los Rodríguez Saá. A pesar del tiempo  transcurrido, los sucesos ocurridos a partir de una de las represiones  más brutales en la historia de San Luis siguen vivos en la memoria de  los puntanos.

 Pero la historia empieza mucho antes del 18 de septiembre de 2000,  mejor dicho: ese día se cancela de manera drástica uno de los intentos  autoritarios más nefastos urdidos por los Rodríguez Saá luego de una  derrota electoral. El 24 octubre de 1999 la Alianza UCR-Frepaso ganó  las elecciones generales y depositó como presidente de los argentinos  a Fernando De la Rúa.

En San Luis fue reelecto Adolfo Rodríguez Saá, pero en la Intendencia  Municipal de la Ciudad de San Luis, Carlos Ponce dio un batacazo y  derrotó de manera contundente al candidato del gobierno provincial  relegándolo a un indigno cuarto puesto. Carlos Ponce ganó, segundo fue  Raúl  Laborda, tercero Javier Cacace y cuarto Hugo Marín.

Pero desde antes de las elecciones de octubre, cuando ya los sondeos  de opinión indicaban que Carlos Ponce tenía posibilidades ciertas de  conseguir la reelección, los Rodríguez Saá echaron a rodar un rumor  que pasadas las elecciones y con la derrota confirmada se transformó  en un proyecto de ley.

El rumor decía que si Carlos Ponce ganaba, terminaría siendo el  intendente de la Plaza Pringles, porque entonces los hermanos  Rodríguez Saá utilizarían su abrumadora supremacía en la legislatura  para dividir la Ciudad de San Luis en cuatro municipios.

 En el mes de abril del año 2000 el proyecto comenzó a circular de  manera solapada y entonces los Rodríguez Saá acuñaron uno de sus  típicos eufemismos y pretendieron que se hablara en los medios de  comunicación de la “creación de cuatro municipios”. Los empleados  municipales, al ver que corría peligro su futuro laboral debido a que  la mayoría estaban marcados como “Poncistas”, de inmediato avisaron  que no tolerarían que los Rodríguez Saá desconocieran el resultado  electoral y que ante el mínimo atisbo de votación del trasnochado  proyecto, saldrían a la calle.

 Pasaron cinco meses en que los Rodríguez Saá intentaron de todo para  convencer a los vecinos de San Luis para que aceptaran la división de  la Ciudad, pero todos los intentos fueron vanos. El 13 de septiembre  la Cámara de Senadores votó favorablemente  y los empleados  municipales junto a militantes y vecinos realizaron una asamblea en el  Puente Derivador, deliberación que se extendió hasta las 14 30,  momento en el que una votación decidió que era mejor ir a cortar la  Ruta Nacional 7 a la altura del Desvío a Pescadores.

 Dos días duró el corte porque Adolfo Rodríguez Saá exigió al Gobierno  Nacional que le ordenara al Destacamento que la Gendarmería tenía en  calle 25 de mayo casi San Martín que desalojara a los manifestantes de  la ruta pero, como esa orden nunca fue emitida por el Ministerio del  Interior, poco tiempo después el gobernador  le ordenó al entonces  ministro de Gobierno, Héctor Torino, que de inmediato echara a la  Gendarmería de la Provincia.

 El Jefe de Policía interino era Alfredo Samper Battini y entonces el  médico forense tuvo que ir a parlamentar a la ruta con los  manifestantes. Hubo varias reuniones pero en todas la determinación de  los manifestantes fue que levantarían el corte solo cuando los  Rodríguez Saá retiraran el proyecto de la Legislatura.

Llegó la madrugada del 16 de septiembre y nuevamente Samper Battini al  comando de un escuadrón del COAR y con una resolución del juez Sabaíni  Zapata, se presentó en la ruta con evidentes intenciones de reprimir.  El jefe de policía interino se reunió con una comisión integrada por  el entonces concejal Sony García, Dardo Pérez, Daniel Pérsico, Julio  Fagés, Miriam Agúndez, Edgar Magallanes, Francisco Rosales, Oscar  Nellar y Daniel Sosa, entre otros.

El acuerdo fue que levantarían el corte de manera pacífica, pero los  manifestantes se movilizarían hacia la municipalidad para discutir  allí los próximos pasos. A las 6 de la mañana la caravana salió desde  el cruce hacia el Barrio 1 de Mayo y desde allí llegó hasta el  edificio de San Martín y Belgrano. Era sábado y el cansancio se  notaba, por lo tanto todos los manifestantes agrupados en la puerta de  la Municipalidad acordaron descansar unas horas y reunirse de nuevo al  día siguiente, o sea: el domingo 17.

La reunión del domingo se realizó con la movilización ya casi decidida  porque eran muy fuertes las versiones que indicaban que en la sesión  del 18 de septiembre el bloque de diputados del oficialismo le daría  la media sanción que al proyecto le faltaba, sin importar las  consecuencias. Lo único que faltaba discutir era desde dónde saldría  la movilización que encabezaría el Intendente Carlos Ponce. La moción  que al final se impuso fue que los manifestantes se reunirían en  cuatro puntos de la Ciudad: Correo Central, Municipalidad de San Luis,  Plaza Independencia y Plazoleta Los Halcones.

 Esa madrugada la Estatua de la Libertad del Casino New York amaneció  profusamente salpicada con bombitas de alquitrán y recuerda Daniel  Sosa que “A las nueve de la mañana en la puerta de la Municipalidad  creo que no llegábamos a las 300 personas y a las 10 salimos. Cuando  llegamos a la Plazoleta Los Halcones y subimos a la ruta nos  sorprendió la cantidad de gente que se había sumado  de manera  espontánea porque entonces ya éramos más de 2000 manifestantes.

 La primera valla estaba en el puente sobre el Río Seco. La segunda  estaba en la vereda de la Legislatura y la última estaba pegada a la  puerta de entrada de la Legislatura. Recuerdo que uno de los primeros  en desatar las vallas fue Caruso Petrino y luego se fueron sumando  otros hasta que llegamos a la puerta de vidrio”

 Las pocas fotos de la época dan cuenta de una presencia heterogénea  de dirigentes políticos: Mauricio Zoppi y Marta Dip de Zoppi, Hugo  Saitúa, Charo Domeniconi, Daniel Achinelli, Martín Tozzeto, Daniel  Lusich, Sony García, Alejandro Quintana, Mirta Carrillo, los miembros  de la comisión directiva del gremio de los Trabajadores Viales.  Militantes como el “Pollo” Devia, Daniel Bustos, Miguel Reyes y Dorita  Adaro.

Silvia Niño organizaba la prensa y mantenía informados a los medios  sobre las estrategias de los manifestantes. Dice Daniel Sosa que se  sorprendió al encontrarse entre los manifestantes al conocido piloto  de automovilismo “Feco” Smith, quien marchaba junto al recientemente  fallecido Juan Miguel Bustos. También había docentes provinciales y   universitarios, además de autoridades de la UNSL.

 Cuando los manifestantes desatan y derriban las dos primeras filas de  vallas, llegan hasta la puerta de vidrio Hugo Saitúa y Carlos Ponce,  quienes solicitan a la policía que estaba detrás del blindex una  reunión urgente con los legisladores. La respuesta se demora y de  golpe la presión de la gente revienta la puerta de vidrio y se desata  la represión. Desde adentro del edificio un policía toma una manguera  contra incendios pero los manifestantes se la arrebantan y el chorro  de agua no llega a salir.

 Los policías que estaban dentro de la legislatura, a raíz de la  rotura del vidrio, se parapetan amenazantes detrás de las vallas y  comienzan a rociar los ojos de los manifestantes con gas pimienta.  Vuelan las primeras piedras y la policía contesta con gases y balas de  goma, pero corre viento norte y entonces a los represores la nube de  gas se les vuelve en contra.

Algunos manifestantes con buena puntería embocan en los ventanas rotas  las bombas de estruendo que van a explotar en los despachos mismos de  los legisladores. Transcurren los minutos y lo que para la policía era  una batalla fácilmente ganable se ha vuelto una pesadilla porque la  mayoría de los policías que minutos antes amenazaban con armas largas  a los manifestantes, ahora vomitan en el patio trasero de la  Legislatura a causa de aspirar los gases de las granadas policiales.

 Rápidamente desaparecen las ambulancias, las cuales se dedican antes  que nada a evacuar policías intoxicados y aturdidos por las bombas de  estruendo. Se sabrá luego que varios diputados oficialistas también  usaron las ambulancias para huir fingiendo ataques de asma y dejando a  los manifestantes heridos a la buena de Dios. Mauricio Zoppi recibió  un escopetazo con balas de goma en la parte posterior de sus piernas,  Nicolás Fazio fue herido en el abdomen por una bala perdida de 9  milímetros  y Rolando Sarmiento, un militante de la Juventud Radical,  recibió el disparo artero de una granada de gas en pleno rostro.

 Rolando Sarmiento recibe el disparo en el rostro y cayó desvanecido  al piso, y cuando Francisco Rosales con Saúl Fernández intentaron  socorrerlo, por varios minutos la policía que continuaba disparando a  todo lo que se moviera, les impidió acercarse al muchacho quien yacía  en el piso. Como pasaban los minutos y el cuerpo de Sarmiento no se  movía, y tampoco la ambulancia aparecía por ninguna parte, es que  comenzó a circular la versión de que la represión de los Rodríguez Saá  había matado a un manifestante.

 Con la versión saliendo por todas las radios de que en la legislatura  la policía había matado a un muchacho, la afluencia de vecinos se  multiplicó aún más y, así como se acabaron rápidamente las  ambulancias, también a la policía se le acabaron las balas de goma y  los gases, y entonces los efectivos del COAR comenzaron a reprimir con  las mismas piedras que les habían arrojado un rato antes los  manifestantes.

 Grupos de vecinos de los barrios lindantes a la Legislatura, quienes  no participaban activamente de la revuelta sino que miraban atónitos  la represión en la vereda de sus casas, también fueron reprimidos a  garrotazos por la caballería, quien comenzó a perseguir a los  manifestantes hasta las inmediaciones del hipermercado situado sobre  el costado norte de la Ruta 7.

 A la Legislatura Provincial no le quedó un vidrio sano y fue entonces  que el Gobierno decidió enrejar por completo el edificio. Luego de la  pueblada quedaron algunas frases para la historia, como aquella  afirmación del entonces Fiscal de Estado, Estrada Dubor , (conocido  también como el “Lalo Blanco”) quien afirmó desconcertado que “Sin  dudas los que provocaron los disturbios fueron infiltrados traídos de  otras provincias” y cuando le preguntaron el porqué de tamaña  conjetura, el extraviado funcionario -a quien no le entraba la idea de  que los puntanos por sí solos se hubieran rebelado de semejante  manera-  respondió “porque las piedras encontradas dentro del edificio  no se corresponden con las existentes en los alrededores”.
http://sanluis24.com.ar/index.php? option=com_content&view=article&id=49333:acto-y-homenajes-a-14-anos- de-la-pueblada-que-impidio-la-division-de-san- luis&catid=34:catlaciudad&Itemid=54



18 de septiembre- A 14 años de la pueblada que impidió la división de  la ciudad

Empleados municipales se movilizarán a la Legislatura Provincial para  recordar la rebelión popular que impidió la división de la Ciudad. 14  años pasaron de la rebelión popular que liquidó las intenciones de los  hermanos Rodríguez Saá de dividir la Ciudad de San Luis en cuatro  municipios tan solo porque Carlos Ponce había desafiado el mandato del  oficialismo provincial, se había presentado como candidato a la  reelección y había relegado al cuarto lugar a Hugo Marín, candidato  impuesto por los Rodríguez Saá.

A pesar del tiempo transcurrido, los sucesos ocurridos a partir de una  de las represiones más brutales en la historia de San Luis siguen  vivos en la memoria de los puntanos.

Pero la historia empieza mucho antes del 18 de septiembre de 2000,  mejor dicho: ese día se cancela de manera drástica uno de los intentos  autoritarios más nefastos urdidos por los Rodríguez Saá luego de una  derrota electoral. El 24 octubre de 1999 la Alianza UCR-Frepaso ganó  las elecciones generales y depositó como presidente de los argentinos  a Fernando De la Rúa. En San Luis fue reelecto Adolfo Rodríguez Saá,  pero en la Intendencia Municipal de la Ciudad de San Luis, Carlos  Ponce dio un batacazo y derrotó de manera contundente al candidato del  gobierno provincial relegándolo a un indigno cuarto puesto. Carlos  Ponce ganó, segundo fue Raúl  Laborda, tercero Javier Cacace y cuarto  Hugo Marín.

Pero desde antes de las elecciones de octubre, cuando ya los sondeos  de opinión indicaban que Carlos Ponce tenía posibilidades ciertas de  conseguir la reelección, los Rodríguez Saá echaron a rodar un rumor  que pasadas las elecciones y con la derrota confirmada se transformó  en un proyecto de ley. El rumor decía que si Carlos Ponce ganaba,  terminaría siendo el intendente de la Plaza Pringles, porque entonces  los hermanos Rodríguez Saá utilizarían su abrumadora supremacía en la  legislatura para dividir la Ciudad de San Luis en cuatro municipios.

En el mes de abril del año 2000 el proyecto comenzó a circular de  manera solapada y entonces los Rodríguez Saá acuñaron uno de sus  típicos eufemismos y pretendieron que se hablara en los medios de  comunicación de la “creación de cuatro municipios”. Los empleados  municipales, al ver que corría peligro su futuro laboral debido a que  la mayoría estaban marcados como “Poncistas”, de inmediato avisaron  que no tolerarían que los Rodríguez Saá desconocieran el resultado  electoral y que ante el mínimo atisbo de votación del trasnochado  proyecto, saldrían a la calle.

Pasaron cinco meses en que los Rodríguez Saá intentaron de todo para  convencer a los vecinos de San Luis para que aceptaran la división de  la Ciudad, pero todos los intentos fueron vanos. El 13 de septiembre  la Cámara de Senadores votó favorablemente  y los empleados  municipales junto a militantes y vecinos realizaron una asamblea en el  Puente Derivador, deliberación que se extendió hasta las 14 30,  momento en el que una votación decidió que era mejor ir a cortar la  Ruta Nacional 7 a la altura del Desvío a Pescadores.

Dos días duró el corte porque Adolfo Rodríguez Saá exigió al Gobierno  Nacional que le ordenara al Destacamento que la Gendarmería tenía en  calle 25 de mayo casi San Martín que desalojara a los manifestantes de  la ruta pero, como esa orden nunca fue emitida por el Ministerio del  Interior, poco tiempo después el gobernador  le ordenó al entonces  ministro de Gobierno, Héctor Torino, que de inmediato echara a la  Gendarmería de la Provincia.

El Jefe de Policía interino era Alfredo Samper Battini y entonces el  médico forense tuvo que ir a parlamentar a la ruta con los  manifestantes. Hubo varias reuniones pero en todas la determinación de  los manifestantes fue que levantarían el corte solo cuando los  Rodríguez Saá retiraran el proyecto de la Legislatura. Llegó la  madrugada del 16 de septiembre y nuevamente Samper Battini al comando  de un escuadrón del COAR y con una resolución del juez Sabaíni Zapata,  se presentó en la ruta con evidentes intenciones de reprimir. El jefe  de policía interino se reunió con una comisión integrada por el  entonces concejal Sony García, Dardo Pérez, Daniel Pérsico, Julio  Fagés, Miriam Agúndez, Edgar Magallanes, Francisco Rosales, Oscar  Nellar y Daniel Sosa, entre otros.

El acuerdo fue que levantarían el corte de manera pacífica, pero los  manifestantes se movilizarían hacia la municipalidad para discutir  allí los próximos pasos. A las 6 de la mañana la caravana salió desde  el cruce hacia el Barrio 1 de Mayo y desde allí llegó hasta el  edificio de San Martín y Belgrano. Era sábado y el cansancio se  notaba, por lo tanto todos los manifestantes agrupados en la puerta de  la Municipalidad acordaron descansar unas horas y reunirse de nuevo al  día siguiente, o sea: el domingo 17.

La reunión del domingo se realizó con la movilización ya casi decidida  porque eran muy fuertes las versiones que indicaban que en la sesión  del 18 de septiembre el bloque de diputados del oficialismo le daría  la media sanción que al proyecto le faltaba, sin importar las  consecuencias. Lo único que faltaba discutir era desde dónde saldría  la movilización que encabezaría el Intendente Carlos Ponce. La moción  que al final se impuso fue que los manifestantes se reunirían en  cuatro puntos de la Ciudad: Correo Central, Municipalidad de San Luis,  Plaza Independencia y Plazoleta Los Halcones.

Esa madrugada la Estatua de la Libertad del Casino New York amaneció  profusamente salpicada con bombitas de alquitrán y recuerda Daniel  Sosa que “A las nueve de la mañana en la puerta de la Municipalidad  creo que no llegábamos a las 300 personas y a las 10 salimos. Cuando  llegamos a la Plazoleta Los Halcones y subimos a la ruta nos  sorprendió la cantidad de gente que se había sumado  de manera  espontánea porque entonces ya éramos más de 2000 manifestantes. La  primera valla estaba en el puente sobre el Río Seco. La segunda estaba  en la vereda de la Legislatura y la última estaba pegada a la puerta  de entrada de la Legislatura. Recuerdo que uno de los primeros en  desatar las vallas fue Caruso Petrino y luego se fueron sumando otros  hasta que llegamos a la puerta de vidrio”

Las pocas fotos de la época dan cuenta de una presencia heterogénea de  dirigentes políticos: Mauricio Zoppi y Marta Dip de Zoppi, Hugo  Saitúa, Charo Domeniconi, Daniel Achinelli, Martín Tozzeto, Daniel  Lusich, Sony García, Alejandro Quintana, Mirta Carrillo, los miembros  de la comisión directiva del gremio de los Trabajadores Viales.  Militantes como el “Pollo” Devia, Daniel Bustos, Miguel Reyes y Dorita  Adaro. Silvia Niño organizaba la prensa y mantenía informados a los  medios sobre las estrategias de los manifestantes. Dice Daniel Sosa  que se sorprendió al encontrarse entre los manifestantes al conocido  piloto de automovilismo “Feco” Smith, quien marchaba junto al  recientemente fallecido Juan Miguel Bustos. También había docentes  provinciales y  universitarios, además de autoridades de la UNSL.

Cuando los manifestantes desatan y derriban las dos primeras filas de  vallas, llegan hasta la puerta de vidrio Hugo Saitúa y Carlos Ponce,  quienes solicitan a la policía que estaba detrás del blindex una  reunión urgente con los legisladores. La respuesta se demora y de  golpe la presión de la gente revienta la puerta de vidrio y se desata  la represión. Desde adentro del edificio un policía toma una manguera  contra incendios pero los manifestantes se la arrebantan y el chorro  de agua no llega a salir.

Los policías que estaban dentro de la legislatura, a raíz de la rotura  del vidrio, se parapetan amenazantes detrás de las vallas y comienzan  a rociar los ojos de los manifestantes con gas pimienta. Vuelan las  primeras piedras y la policía contesta con gases y balas de goma, pero  corre viento norte y entonces a los represores la nube de gas se les  vuelve en contra. Algunos manifestantes con buena puntería embocan en  los ventanas rotas las bombas de estruendo que van a explotar en los  despachos mismos de los legisladores. Transcurren los minutos y lo que  para la policía era una batalla fácilmente ganable se ha vuelto una  pesadilla porque la mayoría de los policías que minutos antes  amenazaban con armas largas a los manifestantes, ahora vomitan en el  patio trasero de la Legislatura a causa de aspirar los gases de las  granadas policiales.

Rápidamente desaparecen las ambulancias, las cuales se dedican antes  que nada a evacuar policías intoxicados y aturdidos por las bombas de  estruendo. Se sabrá luego que varios diputados oficialistas también  usaron las ambulancias para huir fingiendo ataques de asma y dejando a  los manifestantes heridos a la buena de Dios. Mauricio Zoppi recibió  un escopetazo con balas de goma en la parte posterior de sus piernas,  Nicolás Fazio fue herido en el abdomen por una bala perdida de 9  milímetros  y Rolando Sarmiento, un militante de la Juventud Radical,  recibió el disparo artero de una granada de gas en pleno rostro.

Rolando Sarmiento recibe el disparo en el rostro y cayó desvanecido al  piso, y cuando Francisco Rosales con Saúl Fernández intentaron  socorrerlo, por varios minutos la policía que continuaba disparando a  todo lo que se moviera, les impidió acercarse al muchacho quien yacía  en el piso. Como pasaban los minutos y el cuerpo de Sarmiento no se  movía, y tampoco la ambulancia aparecía por ninguna parte, es que  comenzó a circular la versión de que la represión de los Rodríguez Saá  había matado a un manifestante.

Con la versión saliendo por todas las radios de que en la legislatura  la policía había matado a un muchacho, la afluencia de vecinos se  multiplicó aún más y, así como se acabaron rápidamente las  ambulancias, también a la policía se le acabaron las balas de goma y  los gases, y entonces los efectivos del COAR comenzaron a reprimir con  las mismas piedras que les habían arrojado un rato antes los  manifestantes.

Grupos de vecinos de los barrios lindantes a la Legislatura, quienes  no participaban activamente de la revuelta sino que miraban atónitos  la represión en la vereda de sus casas, también fueron reprimidos a  garrotazos por la caballería, quien comenzó a perseguir a los  manifestantes hasta las inmediaciones del hipermercado situado sobre  el costado norte de la Ruta 7.

A la Legislatura Provincial no le quedó un vidrio sano y fue entonces  que el Gobierno decidió enrejar por completo el edificio. Luego de la  pueblada quedaron algunas frases para la historia, como aquella  afirmación del entonces Fiscal de Estado, Estrada Dubor , (conocido  también como el “Lalo Blanco”) quien afirmó desconcertado que “Sin  dudas los que provocaron los disturbios fueron infiltrados traídos de  otras provincias” y cuando le preguntaron el porqué de tamaña  conjetura, el extraviado funcionario -a quien no le entraba la idea de  que los puntanos por sí solos se hubieran rebelado de semejante  manera-  respondió “porque las piedras encontradas dentro del edificio  no se corresponden con las existentes en los alrededores”.

Pancho Rosales

“Carlos Ponce me dijo muy decidido: a nosotros nos van a sacar de acá  con los pies para adelante”


Francisco Pancho Rosales, entonces Secretario General del Gremio de  Empleados Municipales, recuerda los sucesos que concluyeron en la  pueblada del 18 de septiembre de 2000: “Nosotros no queríamos que se  dividiera la ciudad, por eso nos reunimos con algunos diputados que  nos aseguraban que no iban a votar a favor de eso. Pero apenas salimos  a la calle empezaron a votar para aprobar. Raúl Laborda, por ejemplo,  estaba escondido debajo de la mesa pero votando igual. Eso fue un 13  de septiembre. Decidimos ese mismo día salir a cortar la ruta; salimos  de la Legislatura y me subí a un camión para hablar con los compañeros  y ver la predisposición. Dijeron que sí e inmediatamente agarramos las  máquinas y los camiones municipales y lo hicimos. Vivimos muchas cosas  importantes, a muchos de los compañeros les pegaron, pero nosotros  estábamos defendiendo nuestra fuente de trabajo, nuestra dignidad.  Resistimos allí hasta el 17 que vino la policía a desalojarnos por la  fuerza por decisión de Samper Battini. Fueron con todo el armamento,  por eso decidimos irnos, pero les avisábamos desde los camiones que el  18 de septiembre nos íbamos a encontrar en el Palacio Legislativo  porque la decisión estaba tomada.”

“Si la ciudad era dividida en 4 íbamos a perder nuestra fuente de  trabajo, por eso luchamos. Y no solamente nosotros, porque si bien es  cierto que todos los compañeros acataron las medidas de lucha, miles  de puntanos salieron a las calles a acompañar nuestra lucha y a  respaldarnos. Se volcaron a la Legislatura e impidieron la división.  Es difícil de describir todo lo que vivimos porque en ese lugar  estaban también nuestras familias y cuando empezó la represión sólo  queríamos buscarlos y saber que estaban bien. Mañana realizaremos un  homenaje a los miles de puntanos que nos acompañaron, y especialmente  a los municipales que se jugaron todo. El día de mañana vamos a poder  decirles a nuestros hijos y nuestros nietos que nosotros luchamos para  que la ciudad de San Luis fuera una sola”.

“La figura de Carlos Ponce siempre fue muy importante en todo el  proceso. Él no quería los 4 municipios. Recuerdo algo que me quedó muy  marcado: me dijo muy decidido “A nosotros nos van a sacar de acá con  los pies para adelante”, eso me dio mucha fuerza para seguir. Yo era  el secretario general del gremio, pero estaban todos los compañeros  detrás mío. Gracias a Dios, Carlos Ponce lo entendió y pudimos evitar  lo que se proponían”.

“Con la policía habíamos hablado y nosotros íbamos a manifestarnos  pacíficamente. Ellos nos dijeron que pasáramos, que no había problema;  nos habían puesto vallas y ni bien entraron 3 o 4 los rodearon y los  dejaron detenidos, nos reprimieron inmediatamente y se armó todo el  lío. Los Rodríguez Saá siempre quisieron dividir la ciudad, eso lo  tengo re marcado. Todo lo vivido nos permite hoy decir que hay que  trabajar dignamente para sostenerse y la dignidad no se cambia a  ningún precio”.

Guillermo Ramón Giménez

“La gente se bajaba de los colectivos, los autos, los camiones y los  remises y se unían a nosotros”


“Comenzamos a organizarnos a través de una marcha, éramos muy pocos.  En ese momento yo estaba en el gremio municipal y organizamos las  marchas para todos los miércoles; justo a mitad de la semana para  comunicarle a la gente lo que iba pasando. Marcha tras marcha se fue  incorporando más gente. Antes del 18 ya estábamos muy organizados,  gracias a Dios, con mucha gente que nos acompañaba. Lo más importante  es que nos acompañaba toda la familia municipal, en especial las  mujeres. Todos peleamos para defender nuestra municipalidad”.

“El día 18 salimos desde la Municipalidad y a medida que avanzamos se  unieron personas independientes; luego, un poco más adelante, se  unieron los docentes, y así cada vez más personas. Cuando llegamos a  General Paz y la Ruta era impresionante la cantidad de personas. La  gente se bajaba de los colectivos, los autos, los camiones y los  remises y se unían a nosotros; recuerdo mirar hacia atrás y descubrir  que de un margen a otro de la ruta estaba lleno, la ruta quedó chica”.

“Esto lo hicimos los municipales, y siempre hemos peleado porque somos  una familia; y lo seguimos siendo. Vamos a continuar peleando por la  municipalidad, aunque a algunos les moleste, porque seguimos siendo  una familia. Recuerdo tres señoras que todos los miércoles nos  esperaban para salir a las marchas, con sol, viento, lluvia, ellas  estaban. Eso es algo impresionante que aún hoy recuerdo. A mí me tocó  organizar las marchas, llevar las banderas y alentar con el megáfono  para darle mayor emotividad a nuestro caminar. Lo que hicimos el 18  fue glorioso para todos nosotros los municipales”.
http://www.sanluisnoticia.com.ar/2013/index.php/san-luis/6230-18-de- septiembre-a-14-anos-de-la-pueblada-que-impidio-la-division-de-la- ciudad

viernes, 12 de setiembre de 2014

POLICIA PUNTANA HARA YOGA PARA COMBATIR EL STRESS, MIENTRAS TANTO SIGUEN LAS ZONAS LIBERADAS...


La Policía está al borde del ridículo

Mientras Rodríguez Sáa denuncia zona liberadas, la comisión de Seguridad hace un mes que no se reúne

El intendente de Estancia Grande presentó un amparo por la retención de fondos del Gobierno

Tochi Moreno dispara contra Alberto Rodríguez Saá  “Al revés se pone el poncho”

Gobernación Poggi: “¡Sin Control es mejor!”

.
 


La Policía está al borde del ridículo Por Alberto Rodríguez Saá

Los policías van a hacer yoga. En vez de hacer prácticas de tiro, de guardias, ahora los chicos tienen estrés postraumático. Dicen que si los efectivos policiales intervienen en un hecho que les causa mucho estrés, sufren un trauma psicológico. ¿Qué causa estrés? ¿Tomar mate? ¿Ir a cobrar cosas raras? ¿Repartirse los barrios? ¿Sentarse a mirar cómo pasan las cosas? ¿Hacer zonas liberadas causa estrés…? Supongamos que fuera así, que a algunos les pasa eso ¿cuál es el remedio o el tratamiento? La medicina Ayurvédica es un antiguo sistema de medicina que incluye clases de yoga.
¿Qué dice oficialmente  el Gobierno, o la Policía, o quién hizo esto? Es llevado adelante por el Programa de Educación Superior del Ministerio de Educación de la Provincia. La representante del Gobierno, funcionaria del área, manifestó que es una iniciativa tomada en conjunto entre la Provincia y el Gobierno de la India. Ya hay policías que empezaron las clases. Son cerca de 300 policías de la Provincia los que tomarán clases de yoga para combatir el estrés postraumático que genera ese trabajo.
La iniciativa apunta a combatir el estrés, para que los efectivos se puedan relajar y controlar sus emociones. La justificación es que el trabajo de la fuerza de seguridad puntana deja un fuerte componente de estrés en sus vidas y en los vínculos de las personas con las que se relacionan cotidianamente.
El cuerpo de psicólogos que tiene la Policía supongo que cobrará una orden para mandarlos a yoga. Primero irán al cuerpo de psicólogos, atenderán el caso con orden mediante ¿será así? ¿O estoy exagerando?
El tema es interesante porque es una medicina alternativa. Está probado que el yoga ayuda mucho en estas situaciones, con la respiración, con el equilibrio emocional.  Lo importante es que tenemos que saber que esto va al cuerpo de la Policía y tiene que ser bien presentado. Tampoco hay que justificarlo demasiado y, sobre todo, tiene que ser voluntario. Hay que aclarar el tema de la oficina de psicólogos que tienen, que parece ser un “nichito” medio raro.
En la condición que están las Policías -no sólo la provincial- sino en general, este tema del estrés postraumático y las clases de yoga genera muchas preguntas entre la gente. Se pregunta ¿de qué estás traumatizado si no atajaste ningún penal, cometiste muchas infracciones, tenés muchísimos problemas y encima salís a los tiros y matás gente? Como pasó con el oficial en Naschel. La gente se lo pregunta y esto del estrés postraumático, suena mal.
Esto debería ser voluntario, una alternativa. Supuestamente  para tratar el postraumático está la psicóloga, que cobra órdenes. Pensar opciones y dentro de ella darle la alternativa de las clases de yoga a quien quiera, que sea voluntario. No debe ser obligatorio porque están al borde del ridículo. No sé a quién le hablo, es como si me dirigiera al jefe de Policía. Se están poniendo al borde del ridículo.
Si dijéramos que la Policía de Nueva York hace yoga… O en Holanda, que ya casi no tienen presos de tan eficientes que son… Que hagan yoga en esos casos es muy buen onda, pero ¿acá? Salgamos del borde del ridículo.
Si la quieren hacer “canchera”, deberían hacerla voluntaria. Debería además, hablar el gabinete psicológico y asegurar que no está en el tema de la corrupción de las órdenes. Un policía elegirá las clases de yoga porque el gabinete le pide una orden de DOSEP, le cobra.
El jefe de Policía debería salir del borde del ridículo y entrar al arte o al ridículo. Debe explicarlo, hacerlo canchero, mirar estadísticas, decir dónde se hacen. Porque estas innovaciones suenan… Parece que lo hubiera mandado Cristina, porque ella es capaz de decir que al problema de la inseguridad lo arreglarán con yoga.
La Policía tiene que hacer actos de gran prestigio. ¿Saben dónde están los actos de gran prestigio? En la escuela de equinoterapia, a la que no le dan importancia, que trabaja con chicos discapacitados y pertenece al cuerpo de la Policía. En los caballos Silla Argentino, que debe presentar, mostrar cuando nace un potrillo. La Banda de Música de la Policía, que se ha adueñado de toda la manzana histórica de San Luis, en 25 de Mayo y Rivadavia, donde están los Dominicos. La Banda de la Policía tiene instrumentos y la Banda del Plan de Inclusión ¿dónde está? Todo eso desaparece, son elementos que prestigian a la Policía. No la prestigia un accionar policial nulo, inoperante, torpe, corrupto.
Que no sucede un delito en el centro no prestigia la Policía, porque es lo normal. Lo que prestigia a la Policía es la Banda, la Escuela de Equinoterapia, los caballos de Silla Argentino, que son una belleza, los perros de la Policía. Cuando los perros van a una movilización quieren correr cuando ven a la gente, porque no están entrenados. Además, tienen que saber convivir con los chicos, tener habilidades, hacer pruebas. Eso hace simpática a la Policía. Ayudar en los operativos cuando se produce una catástrofe, no como cuando llegan a un choque en el medio de la ruta y dicen: “Llegamos media hora tarde porque no tenemos nafta”. Eso es corrupción.
No veo mal las clases de yoga, pero sí se ven mal en el contexto. Una policía que está muy cuestionada, que hable de postraumático, de yoga, cuando tiene adentro un gabinete  psicológico que precisamente está para eso. Ese gabinete está cuestionado porque cobra órdenes para dar el psicológico. ¿Se entiende eso? Aunque los diputados radicales no lo entiendan porque presentaron una propuesta para que vaya a dar explicaciones al Procurador General. ¿No podemos pensar? ¿Salir de la irracionalidad y hacer las cosas racionales, como corresponde?
Paralelo a esto, el jefe de la Policía debería aclarar lo del gabinete psicológico, lo postraumático y decir que esto es una alternativa más que tienen los policías, como bien voluntario. Y debe citar a algún oficial que lo haga, para saber que lo que está pisando no es un terreno nuevo. Y si es un terreno novedoso tratar el estrés postraumático con clases de yoga para la Policía, y fuera la primera en el mundo que lo hace, debe hablar primero de lo novedoso que tendrá en seguridad. Hay que buscar primero la seguridad 10 y la inseguridad 0. Mientras esté en las condiciones que está, debe justificar, porque no lo entienden. Y si no lo entienden no es que la gente sea boba.
Me parece que las cosas que hacen no se entienden.
Tengo papeles a montones, llegan denuncias, que un policía se enriqueció, zonas liberadas…
http://www.eldiariodelarepublica.com/espacioplanetaxilium/La-Policia-esta-al-borde-del-ridiculo-20140911-0007.html



Mientras Rodríguez Sáa denuncia zona liberadas, la comisión de Seguridad hace un mes que no se reúne
El exgobernador Alberto Rodríguez Sáa publicó este jueves una editorial donde denunció zonas liberadas por la policía y un alarmante escalada de la inseguridad en San Luis. En simultáneo, el diputado por el Frente UNEN, Juan Manuel Rigau, aseguró que la comisión de Seguridad en la Legislatura provincial hace un mes que no se reúne porque  los diputados de Compromiso Federal no da quórum. 
"Con mucha preocupación vemos esto. La comisión de seguridad hace un mes no se reune porque no van los diputados del oficialismo. Cada comisión está integrada por siete personas pero solo vamos Elías, González Espíndola y yo", dijo Rigau.
Y agregó: "Hubo pedido de informes por la situación policial pero han sido archivados. Más de 30 pedidos han tenido esa suerte en una sola sesión. El propio oficialismo aprobó el COPROSE -un consejo en seguridad aprobado en 2013-, pero hace un año que ese organismo no está conformado porque Compromiso Federal no ha postulado los nombres de quienes lo iba a integrar", se quejó el legislador.
http://sanluis24.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=49119:mientras-rodriguez-saa-denuncia-zona-liberadas-la-comision-de-seguridad-hace-un-mes-que-no-se-reune&catid=181:la-ciudad-slide



El intendente de Estancia Grande presentó un amparo por la retención de fondos del Gobierno

AUDIO: RICARDO VIDELA (INTENDENTE DE ESTANCIA GRANDE)
El intendente de Estancia Grande, Ricardo Videla, presentó una acción de amparo contra el Gobierno Provincial para que remita los fondos correspondientes al Ejercicio 2014 de esa localidad.
La presentación, firmada por los abogados Roberto Pagano, José Antonio Capiello y Jorge Rubén Sosa, solicita que la justicia ordene al Ejecutivo Provincial a “dar estricto cumplimiento con el presupuesto asignado y aprobado por la Legislatura Provincial mediante Ley  Nº VIII-0878-2014,  originariamente elevadas al Poder Ejecutivo Provincial, avaladas y comprometidas por éste y que finalmente fueran comprometidas por Ley de la Provincia por la H. Legislatura de San Luis”.
En total, el intendente reclama $ 24.964.468,11, “que por la altura del año que nos encontramos deberán ser inmediatamente enviadas, caso contrario se frustrarían las obras públicas de indudable interés comunitario y el desenvolvimiento de la Escuela Digital traspasada al municipio, por decreto 4756–ME-2011, de fecha 9 de diciembre de 2.011”.
Los fondos corresponden a: Coparticipación de Impuestos ($  2.027.398,20), Trasferencia capital Gob. Nacional ($ 177.178,74), Transferencia Capital Gobierno Provincial ($ 21.387.728,78) e Ingresos no Tributarios    ($ 1.372.162,39).
La presentación se realizó el martes. “No hemos tenido respuesta todavía, pero sí algunas advertencias de que puede haber algún tipo de represalias”, manifestó Videla.
El intendente remarcó que debió concurrir a la justicia ante la falta de respuestas del Gobierno a los innumerables reclamos que realizó: “Hice 2.300 reclamos amigables para poder solucionar este problema y lo que dice el Ministro de Hacienda (Néstor Ordoñez) es que el Poder Ejecutivo no tiene nada que ver; se ve que no entiende de leyes”.
“La Ley específicamente dice que los Intendentes Comisionados, como no tienen Concejo Deliberante, debe presentar al Ejecutivo el presupuesto para el próximo Ejercicio, el Poder Ejecutivo lo recepta, lo revisa, le hace correcciones y lo envía a la Legislatura; cuando se aprueba, el Gobernador promulga con fuerza de Ley. Se convierte en una Ley de la provincia y las leyes están para cumplirse”, declaró el jefe comunal.
Al estar aprobado por la Legislatura y promulgado por el Gobernador, el dinero para cumplir con ese presupuesto debe ser enviado por el Ejecutivo.
Videla consideró que la retención de los fondos “es un tema muy grave, porque ellos están en la ilegalidad
http://sanluis24.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=49089:el-intendente-de-estancia-grande-presento-un-amparo-por-la-retencion-de-fondos-del-gobierno&catid=181:la-ciudad-slide


Tochi Moreno dispara contra Alberto Rodríguez Saá    
“Al revés se pone el poncho”
Así suele decirse cuando alguien le tira a otros la culpa que le es propia.

Esto viene a cuenta de la editorial del Dr. Alberto José Rodríguez Saá por FM Lafinur y replicada ayer por EL DIARIO DE LA REPÚBLICA. Dos medios de comunicación que le son propios (a él y familia) con la particularidad que El DIARIO… llega todos los días a todos los rincones provinciales donde es tomado como base informativa cierta.
¿Qué dijo ahora Alberto RS?
También por la vía de su editorial, días atrás narró serias irregularidades o delitos en el obrar policial: zonas liberadas en Villa Mercedes; lugares en esa misma ciudad en dónde se vende lo robado y que él mismo afirma haber visto; venta de droga, alcoholismo y violencia en la ciudad capital sin actuación policial. Por último contó del fraude que cometen empleados policiales profesionales de la salud, que debiendo atender al personal en forma gratuita les exigen órdenes de DOSEP.
Por cierto que tira culpas al Ministro, al Jefe de Policía y sin decirlo pero por elevación, al gobernador.
Ante estas palabras del hoy editorialista, legisladores de la UCR acuden al Procurador de la Provincia para que haga las investigaciones del caso.
Con flojitos argumentos Alberto RS busca minimizar y desacreditar esta gestión del radicalismo provincial, instándolos a que investiguen. Y es aquí en donde encaja el refrán del título.
Investigación legislativa.
Tiene razón el editorialista Alberto, los legisladores deben investigar. ¿Cómo lo hacen? Se presenta un pedido de informes o bien se cita a los funcionarios responsables para que den explicaciones o respondan el cuestionario de los legisladores. Quien sabe de división de poderes, sabe esto.
Hasta ahí lo que debe ser. Pero la realidad es muy otra.
Sesiones atrás de la Cámara de Diputados la mayoría oficialista mandó a archivo y sin tratar una buena cantidad de pedidos de informes al Ejecutivo presentados por legisladores de la oposición. Una forma de negar la realidad: si no hay informes, está todo bien. Cuando no se los archiva, se los rechaza o si se los aprueba, las respuestas no llegan o llegan allá…para las calendas griegas.
Así ocurren las cosas en el feudo político instaurado por Adolfo y Alberto RS y continuado ahora por Poggi.
Ante esa realidad, los legisladores acuden al Procurador para que investigue, porque nadie con responsabilidades en el Estado debe permanecer indiferente o inactivo ante la dimensión de los hechos señalados por Alberto RS. También podrían haberlo hecho en forma individual o colectiva ante la justicia penal. Cualquier ciudadano puede y debe hacerlo.
Él es abogado y los abogados son también guardianes de la libertad, de los derechos humanos y de la vigencia y respeto a la Constitución, para lo cual se los considera parte del sistema judicial, auxiliares de la Justicia, a la que deben su máxima lealtad. Por lo tanto, si un abogado tiene conocimiento de delitos o de hechos que pueden constituir un delito debe acudir de inmediato a la justicia y hacer la denuncia como corresponde al ejercicio honesto y completo de la profesión.
Alberto RS no lo hace, sino que narra hechos a su modo por los medios de comunicación. No denuncia como todo abogado conocedor de un delito debe hacer, pero sí critica a quienes acuden al Procurador General de la Provincia para que investigue.
¡Alguien que le diga que al revés se pone el poncho!
Los legisladores radicales están cumpliendo sus obligaciones ciudadanas. Mientras que el editorialista las elude, tira la piedra en dirección equivocada; probablemente más que orientado a que se resuelvan estos hechos, preocupado en “hacer política” tal como lo anunció cuando volvió a radicarse en la provincia.
En la editorial que origina esta nota, el editorialista ex gobernador tomó como ejemplo la fábula del escorpión y la rana, por aquello de que el escorpión no puede con su naturaleza.
Está escupiendo para arriba.
Porque los hermanos Rodríguez Saá han instaurado un gobierno feudal, enriqueciéndose a más no poder; doblegando la división e independencia de poderes; violando reiteradamente la Constitución y las leyes; instalando el clientelismo político; formando a la policía con planes de estudio y profesores a su gusto; usándola para amedrentar a los legisladores en 1986; para reprimir arteramente a los docentes en el 2004; cuidar a los que agredían a las marchas del 2004; para cuidar a quienes en expresiones alevosamente antidemocráticas se manifestaban contra el Poder Judicial o contra el intendente Carlos Ponce. La misma policía a la que se le paga sueldos miserables sin escuchar sus reclamos.
Alberto Rodríguez Saá es co responsable en lo que es hoy la Policía Provincial, con lo bueno y lo malo que tiene.
Por más que hable de democracia, está en su naturaleza usarla en su beneficio y poner en otros su concepción feudal e incapacidades ciudadanas.
La puntanidad
En esa misma editorial el Dr. Alberto RS se queja diciendo que este accionar policial “No es puntanidad, no es amor a San Luis.”
¿Creerá acaso que las generaciones futuras considerarán como propio de la puntanidad los aportes que él, su hermano y sus laderos han hecho: gobierno feudal, violación persistente de la constitución y sus leyes, corruptela, clientelismo político, postergación de la educación y la salud, precariedad laboral y manipulación fraudulenta en las elecciones?
No me gusta la puntanidad de Alberto RS. Prefiero la que se sostiene en valores morales. La que se vive éticamente.
Quiero la puntanidad republicana, no una feudal.
Los ataques de Alberto Rodríguez Saá no son sino un vano intento por esconder su vocación de incumplir sus responsabilidades profesionales y políticas, para esconder su propia naturaleza de no respetar las instituciones republicanas y de culpar a otros.
Luis "Tochi" Moreno
http://lagaceta-digital.com.ar/tempor/index.php?option=com_content&view=article&id=10890:tochi-moreno-dispara-contra-alberto-rodriguez-saa&catid=1:latest-news&Itemid=50


  
Gobernación Poggi: “¡Sin Control es mejor!”
Opinión - por Walter Ceballos

    El oficialismo Provincial sigue por el camino de la aprobación a libro cerrado, rapidito y evitando el debate analítico del Gasto Público. Esta vez presupuesto 2015.
    Una vez más, como es costumbre de estos últimos días, el oficialismo provincial abusa de su mayoría para imponer la aprobación en comisión, sin análisis ni debate, del proyecto de Presupuesto para el año 2015.
    La norma anual más importante, en terminos económicos, para cualquier Gobierno es la Ley de Presupuesto. Allí debe reflejarse la impronta del Ejecutivo para su planificación financiera, los objetivos prioritarios y las certezas que debe darle a los agentes económicos. Nada de eso se cumple en San Luis.
    Desde hace treinta y un años el oficialismo burla la constitución y abusa de su mayoría para imponer un presupuesto Provincial que encubre la arbitrariedad para asegurar el NO Control.
    El Proyecto de Ley de Presupuesto para el año próximo repite este engaño, donde la apariencia de las formas pretende cubrir las arbitrariedades, inexactitudes, insolvencias de previsión y el descontrol en la administración de la plata de todos los Sanluiseños. Seguimos en la Provincia del “parece que”.
    Parece que; se cumple con la constitución porque el proyecto de Gastos y recursos se presenta en fecha, pero en la redacción de la misma ley se incumplen los requisitos legales y constitucionales que le ponen límites a la discrecionalidad del ejecutivo.
    Parece que; se realiza un cálculo de gasto que prioriza la cuestión social y laboral pero de un análisis rápido se desprende que se sigue disminuyendo la participación del salario de los trabajadores Públicos : educadores, policías, médicos y enfermeros, empleados y magistrados judiciales , colaboradores del Legislativo y sobre todo los agentes de la administración central y de maestranza.
    En los últimos 15 años el porcentaje de participación de los sueldos estatales cayo del 40%(2000) al 28% (2015). Cada vez los empleados públicos provinciales ganan menos, en terminos comparativos con otras provincias y en valor real de poder adquisitivo del salario, que a fin de este año caerá casi 10% con respecto a diciembre del año pasado, si le descontamos a las recomposiciones salariales anualizadas la inflación que les gana la carrera, en detrimento de: alimentación, vestimenta, educación, salud y pago de servicios de los agentes provinciales.
    No existe en el cálculo del presupuesto 2015 previsión de aumento salarial para los trabajadores públicos. Esta preocupante imprevisión salarial se agrava por la “eliminación de echo” de las paritarias y la “suspensión de facto” de los convenios colectivos de trabajo, que se han convertido en letra muerta. El Gobernador se reserva el “privilegio” de anunciar, por decreto y de manera unilateral, las recomposiciones de salarios en cercanías de marzo de cada año como “concesión graciosa”, violando el legítimo derecho de los trabajadores de discutir en paritarias sus propios salarios. Un gobierno que se dice peronista ha conculcado, de hecho , los derechos de los trabajadores Provinciales.
    Parece que; se alcanza la pauta de inversión pública de un mínimo del 23% para educación, pero cuando vemos la rendición de cuentas (caso cuentas año 2013) no se cumple con este precepto social de raigambre constitucional. Faltan docentes y maestros especiales, cae la calidad de la educación y los jóvenes que terminan el secundario son la mitad de los que lo comienzan.
    Parece que; San Luis es una Provincia de solvencia financiera y fiscal, pero del análisis de la propia información pública se desprende que al final del 2015 el actual Gobernador se consumirá más de la mitad del fondo de resguardo que teníamos como previsión cuando comenzó su gestión en 2011. Solo para el 2015 propone gastar $242 millones del ahorro, o sea que gastará más que los recursos corrientes calculados. ¿Será porque piensa más en su reelección que en la próxima generación?
    Para analizar todos estos desfasajes presupuestarios y normativos solicitamos en la Comisión de Finanzas, Obras Públicas y Economía que vinieran los ministros del ejecutivo, comenzando por el superministro del Gobierno Actual , o sea el de Hacienda y Obras Públicas, para luego de darle certidumbre al cálculo presupuestario pudieran venir el resto de los ministros a exponer sus objetivos. La respuesta a nuestro pedido fue NO y sacamos dictamen de MAYORIA, el día después que vinieron a Presentar el Proyecto de Presupuesto. 24hs le alcanzaron al oficialismo para analizar el presupuesto y aprobarlo sin ninguna reunión de comisión para debatirlo.
    Así sin análisis, rapidito y sin que el Pueblo sepa de qué se trata.
    Cuando los gobernantes no quieren discutir con transparencia el gasto de la plata de todos, es porque encubren su propia discrecionalidad y no quieren que se descubran sus desvíos, abusos y privilegios.
    Seguiremos luchando para que San Luis tenga un debate presupuestario y de la rendición de cuentas de los recursos públicos de cara a la sociedad a la que representamos.
    En esta oportunidad convocamos a todos los agentes económicos, sociedad civil , gremios del sector Público y privado, profesionales y ciudadanos, poniéndonos a disposición de todos aquellos que deseen participar con su opinión, aportes o criticas al debate de elaboración presupuesto Provincial para el próximo año.
    Ing. Walter Ceballos Diputado Provincial
    Comisión Finanzas, Obras Públicas y Economía
    Frente Progresista Cívico y Social
http://www.periodistasenlared.info/setiembre14-11/nota9.html

jueves, 4 de setiembre de 2014

ALBERTO RODRIGUEZ SAA DENUNCIA CORRUPCION POLICIAL EN EL GOBIERNO DE POGGI. ¿SE HARAN TODOS LOS TONTOS...?
 



Se llama corrupción- Editorial de Alberto Rodríguez Saá

¿Se animará? Legisladores opositores pidieron al Procurador que instruya  investigación por una editorial

 Cada vez mas se abren las puertas del infierno: la oposicion denuncia a diputados del PJ, al gobierno, al jefe de policia y al ministro de seguridad

¿Se le pasan algunas cositas? Sería bueno juntar a ‘El Gran Editorialista’ con Alberto Rodríguez  Saá

El oficialismo quería aprobar ciegamente cuentas de inversión  deficitarias de municipios del interior
.


Se llama corrupción
Editorial de Alberto Rodríguez Saá en su programa radial Planeta  Xilium.
Por Alberto Rodríguez Saá

Al policía se le da mucho: las armas, el monopolio de las armas y la  fuerza para prevenir el delito y para poner a disposición de la  Justicia al sospechoso de comer un delito.

    Cuando el policía comete un acto de corrupción le duele a todo el  mundo, se desprestigia la Policía. No sirve.

El policía, con esto, tiene una responsabilidad enorme porque ponemos  toda la ética de la Justicia en las armas de la Policía. Y la  sociedad, que da todo esto, queda desarmada porque los civiles no  pueden portar armas y el policía sí. Es una ventaja.

Se espera que cada uno cumpla con lo suyo. Los civiles no portan  armas, porque lo pide la Ley, y el policía sí, porque lo autoriza la  Ley. Ambos tienen que transitar el camino de la Ley. Y si un civil no  cumple la Ley, el policía debe detenerlo y llevarlo a la Justicia.  Esas son las reglas.

Al policía se le exige mucho porque él tiene las armas. Nosotros  debemos ser buenos padres de familia, en una forma romana de decirlo,  como pide el derecho. Pero el policía debe ser un muy buen padre de  familia. Es como el docente a quien le confiamos los chicos para que  les enseñe: nosotros debemos ser buenos padres, pero el docente debe  ser un muy buen padre de familia. Y el policía también, porque además  tiene las armas.

Cuando el policía comete un acto de corrupción le duele a todo el  mundo, se desprestigia la Policía. No sirve.

La Policía de San Luis lentamente va entrando en un camino de  corrupción. Por ejemplo, lo que está pasando en los barrios de Villa  Mercedes, donde evidentemente hay una interna policial porque parece  que quieren manejar “zonas liberadas” en los barrios, venta de drogas,  protección a quienes la venden. Esos barrios están desprotegidos,  porque la gente que vive ahí es víctima y se multiplica todo esto. ¿En  quién confiar?
Si por ejemplo se circula por el puente nuevo, de La Ribera al centro,  a ciertas horas venden las cosas robadas y lo sabe todo el mundo. Lo  sé yo, que pasé por ahí. Y los policías se hacen los distraídos. Todos  saben que esa gente que tiene las cosas robadas las guarda en los  techos. Y dicen: “¿Te robaron a vos un equipo de audio? Está en el  techo”. Ofrecen lo que te robaron hace unos días y te lo venden.

Esto es muy mafioso, muy corrupto y muy evidente. ¿Cómo es posible que  estén los barrios divididos en una lucha por el narcotráfico? La  Policía de Mercedes. ¿Cómo es posible que sea público y evidente cómo  reducen los asaltos a una casa, un auto, un comercio y luego venden  las cosas? Hay como un “shopping” de cosas robadas, a la vista de la  Policía. Y se hacen los distraídos. No sé si pasa en barrios de San  Luis también, pero en Mercedes está pasando.

Ojalá que me lean el jefe de Policía, el ministro de Seguridad, el  subjefe de Policía, quien maneja la Central de Policía. En la Jefatura  de Policía hay contratado, como personal permanente, un servicio de  médicos y de psicólogos. Todos los años, la Policía hace un examen  psicofísico a los oficiales para el ascenso. Está muy bien que exista  un cuerpo médico para atender a los policías, es correcto que cada  año, cuando haya un ascenso, se exija el psicofísico.

El oficial se hace el examen psicofísico y cuando va al gabinete  psicológico de la Policía de la Provincia -que queda en la Central, en  el despacho que está a cuarenta metros del jefe-, la psicóloga le dice  que debe llevar una orden de DOSEP para hacerle el examen. Son  trescientos policías más o menos, por año, que se hacen el examen. 250  pesos recibe el psicólogo. Si lo multiplicamos, da 75 mil, más el  sueldo. No sé si los médicos también tienen la misma manera, me dicen  que sí.

Por las dudas de que esto haya sido un caso aislado, sería bueno,  señor jefe de Policía y señor ministro, que pidieran a DOSEP la lista  de quienes se han hecho los psicofísicos, que digan quién pidió una  orden y tendrán la prueba. No hay que ir muy lejos.

Que no se hagan los distraídos el jefecito de Policía o el ministro.  Deben buscar quiénes son los policías a quienes les han pedido el  psicofísico, este año y años anteriores, y preguntar a DOSEP si dieron  órdenes y qué psicólogos atendieron. Ahí estará la prueba.

Se les paga al psicólogo y al médico para que atiendan a la Policía,  pero por otro lado, él le cobra al policía como si fuera un  consultorio particular. El psicólogo de la Policía es quien tiene que  dar el psicofísico, pero como le cobran, el policía luego busca  aumento de sueldo, claro, si ya le cobraron 250 pesos. Eso se llama  corrupción.

Se llama corrupción, sabiendo que hay internas en Villa Mercedes, que  se disputan los barrios para la venta de drogas.

Se llama corrupción sabiendo que hay una zona liberada donde se venden  las cosas robadas en Villa Mercedes.

Se llama corrupción la Central de Policía, al lado del jefe de  Policía. Jefe, le están picando las balas ahí al lado, no debe hacerse  el distraído. Esto es muy fácil de probar, porque se puede ver quién  pidió la orden, dónde está la orden de DOSEP y quién la cobró. Está  probada la corrupción.

Después están los abogados ligados a la Policía. Hay uno especial, que  todos sabemos quién es, que les hace hacer paros y tomar la Policía y  después cobra los honorarios con el aumento que logra. Y utiliza el  doble juego de ser ex policía y abogado de los policías. Les saca  plata y, cuando quiere cambiar el auto, hace una movida policial. Todo  eso es corrupción policial y está mal.

Así vamos generando que los futuros oficiales tengan que pagar un  peaje para llegar a la condición de ascenso. Y los jefes de la plana  superior de la Policía de San Luis, que saben perfectamente lo que  pasa en Villa Mercedes, se hacen los distraídos.

No es puntanidad, no es amor a San Luis. Esto es corrupción policial.  Tienen que irse, no puede ser, la sociedad no puede confiar en esa  Policía.

La Policía tiene que usar la disciplina fuerte contra sus propios  subordinados. Los policías tienen una verticalidad, están ordenados,  responden a órdenes. No tienen que andar haciendo zonas liberadas y  transacciones. Y para ascender, no tienen que pagar peaje.

El informe del que hablamos vino de la gente de DOSEP. ¿No hay un  tribunal de ética profesional entre los psicólogos? ¿Entre los médicos  no hay un tribunal de ética? Los abogados, ¿no tienen un tribunal de  ética? Son tan corporativos para pedir cosas pero, ¿la ética de  ustedes, quién las cuida? Abusan de la Ley y de su profesión, todos  juramentos hipocráticos, o hipócritas.

Los que están en esos puestos, tanto policías, como médicos,  psicólogos, abogados, después están premiados además por las  administraciones. Unos por la Municipalidad, otros por la Policía y  otros por las corporaciones, como la Universidad. Son como ídolos de  ellos, una vergüenza. ¿Cómo va a funcionar la sociedad así?

Cuando a los empleados públicos les piden dos órdenes o le hacen pagar  un arancel, es un acto de corrupción, entonces DOSEP tiene menos  dinero y puede dar menos servicio. Si suprimimos toda esa corrupción,  que parece intranscendente, es el doble o el triple de lo que se  podría invertir en salud y servicio que podrían brindar, como  vacaciones o créditos, capacitaciones, educación para los chicos,  créditos, viviendas. Todo eso se pierde porque va a la corrupción.

DOSEP tiene que decir quién es el psicólogo de la Policía, el médico  de la Policía, que han pedido las órdenes. ¿Cómo van a pedir a un  oficial un peaje para ascender? Jefe, ¿no sabe usted?
http://www.eldiariodelarepublica.com/espacioplanetaxilium/Se-llama-- corrupcion-20140903-0011.html



¿Se animará? Legisladores opositores pidieron al Procurador que instruya  investigación por una editorial

“Los abajo firmantes, con cumplimiento de funciones actuales de  Diputados Provinciales de la Provincia de San Luis, nos presentamos  ante usted, en su condición de jefe del Ministerio Público con  jurisdicción en todo el ámbito Judicial de la Provincia, a efectos de  encomendarle la INVESTIGACION FISCAL, ante la posible comisión de  delitos que podrían involucrar a funcionarios Policiales y del Poder  Ejecutivo Provincial y a efectos de solicitar se impulsen las  investigaciones fiscales pertinentes”, señala el escrito que  presentaron diputados provinciales de la oposición al procurador  Fernando Estrada. La presentación se realizó luego de las graves  denuncias que realizó Alberto Rodríguez Saá en su editorial de ayer,  publicada en el diario de su propiedad.

    La editorial se publicó bajo el título “Se llama corrupción”, en  la cual el editorialista hace una denuncia pública de la supuesta  comisión de delitos por parte de efectivos policiales en Villa  Mercedes, y para los legisladores presentantes serían tipificados como  “incumplimiento de deberes de la Función Pública, asociación ilícita  agravada por la función policial, malversación de caudales públicos y  peculado, entre otras, contra el accionar de funcionarios Policiales,  entre los que se sindica al Sr. Jefe de Policía y al Sr. Ministro  Secretario de Gobierno y Seguridad de la Provincia como participes de  algunas de las mismas”.

    “Sin duda no escapará a su elevado criterio y responsabilidad  jurídico-institucional la gravedad de la denuncia allí realizada, la  que tiene como autor al Ex Gobernador, Ex Senador Nacional y ex Jefe  de Gabinete de Ministros del Ejecutivo Provincial: Dr. Alberto José  Rodríguez Saá”, le dicen a Estrada los legisladores firmantes.

    Es por ello que le solicitan que “se instruya la investigación  fiscal correspondiente y en ese proceso se convoque al denunciante a  aportar las pruebas de las que dispone, según sus expresiones públicas  y se le solicite amplié las mismas de acuerdo a su conocimiento de los  delitos por él denunciados”.
Informe: Carlos Rubén Capella  carlosrcapella@yahoo.com.ar
http://www.periodistasenlared.info/setiembre14-04/nota1.html


   
¿Se le pasan algunas cositas? Sería bueno juntar a ‘El Gran Editorialista’ con Alberto Rodríguez  Saá

‘El Gran Editorialista’ ha cambiado un  poco su estrategia para ‘golpear’ funcionarios. Estamos hablando  concretamente de la denuncia que hizo el propio intendente de Estancia  Grande, Ricardo Videla, sobre el “golpe institucional” de ‘El Gran  Editorialista’ en su contra. Ahora el hombre ya no es tan directo como  en ocasiones anteriores. Ahora le tira palitos a varios municipios  entre los cuales, como es lógico, mete el municipio que quiere  golpear. Así las cosas, le pega a Estancia Grande, pero ‘acompaña’ con  otros, tales como “Cortaderas, El Volcán, Merlo y Los Molles” en sus  editoriales. Pero más allá de lo que denuncia, es obvio que al hombre  se le pasan algunas cositas.

    Está enojado porque en San Luis ya no se plantan más arbolitos,  pero en este tema solo nombra el camino por “Estancia Grande”. Parece  que Videla tendrá que salir a plantar arbolitos ahora. En toda la  provincia ya no se plantan árboles, pero al hombre solo le interesa  “Estancia Grande” y no precisamente porque viva por la zona. También  dice que en la gestión de Alberto Rodríguez Saá se plantaron miles de  árboles y hasta admite que “algunos se secaron”. Se equivoca el  hombre, no son “algunos” los que se secaron, sino que más del 80 %. Y  se secaron porque jamás los regaron y porque plantaron especies que no  resisten las heladas, en zonas donde las heladas son mucho más que  fuertes. En resumen, se hicieron muy mal esas plantaciones. Y sin  olvidarnos que en varias localidades se descubrieron árboles atados y  secos, que demostraron que jamás fueron plantados. Así no hay  forestación posible.

    Pero este tema sería una verdadera tontera, si seguimos leyendo su  editorial, donde habla de “municipios inmobiliarios” y donde no podía  estar ajena Estancia Grande. Allí acusa a los intendentes de usurpar  los terrenos de los “más humildes” para hacer negocios inmobiliarios.  Sería muy bueno que ‘El Gran Editorialista’ pudiera entrevistar algún  día a Alberto Rodríguez Saá, porque al parecer se le pasó un pequeño  datito. Le podría preguntar si con las tristemente famosas  expropiaciones compulsivas que ARSII realizó cuando fue gobernador,  firmando el decreto 3803, no le usurpó las tierras a los “más  humildes” para luego cedérselas a privados privilegiados. En ese  decreto se señalaba que en las tierras expropiadas se construirían “un  Centro Cívico, una Escuela Pública, un Centro de Salud y demás  estamentos que resultan necesarios para el funcionamiento del  Municipio de Estancia Grande”, pero en la realidad se construyó un  Centro Comercial que pertenecería a Mario Rovella y otra parte a la  empresa la Cristalina SRL. Cabe aclarar que hay un campo en litigio  judicial todavía, donde se pensaba construir un hotel 5 estrellas,  también como emprendimiento privado, el cual por ahora no se  construiría.

    Ya que ‘El Gran Editorialista’ está muy preocupado por estos  temas, sería muy bueno que le hiciera una entrevista al ex gobernador  de San Luis, así puede hablar de todos los males que le aquejan a  nuestra comunidad.

    Sería muy bueno que esto ocurriera aunque más no fuera en una obra  de teatro, por aquello de que muchas veces la ficción supera a la  realidad.
Informe: Carlos Rubén Capella carlosrcapella@yahoo.com.ar
http://www.periodistasenlared.info/setiembre14-04/nota4.html
   

 
CADA VEZ SE ABREN MAS LAS PUERTAS DEL INFIERNO: LA OPOSICION DENUNCIO A DIPUTADOS DEL PJ, AL GOBIERNO, AL JEFE DE POLICIA Y AL MINISTRO DE SEGURIDAD

Radicales y kirchneristas unificaron la acción y sus discursos aprovechando los flancos vulnerables del oficialismo y denunciaron ante organismos nacionales y tribunales provinciales el cuadro de situación en la Legislatura que cerró todas las puertas a cualquier informe o requisitoria acerca de la labor del Gobierno pero también exigió a a justicia que se investigue  al ministro de Seguridad, al Jefe de Policía y a los cuadros policiales a partir de los comentarios del ex gobernador Rodríguez Saá denunciando actos de corrupción en la Policía Provincial.

Desde aquella memorable y tristemente célebre aparición en escena del impresentable “perito trucho”, el Justicialismo y sus aliados a sabiendas, o por simple torpeza, abrieron las mismas puertas del infierno donde los mayores riesgos acechan a ellos mismos.

Pero no requirieron de un enemigo ajeno a sus territorios para sumar más  contratiempos. Para eso cuentan con el ex gobernador Alberto Rodríguez Saá que no escatima editoriales para bombardear a su propio gobierno.

Lo del ex gobernador suena inexplicable. Muchos dirán que hace uso de su derecho ciudadano de criticar al gobierno de turno pero hay detalles llamativos. Siempre fustiga al gobierno que le sucedió, que pertenece a su propio partido, nunca un latigazo a la oposición. Pero hace un par de días traspasó un límite difícil de digerir: Trató de “jefecito” al doctor Guillermo Valdevenítez, jefe de Policía, un tratamiento humillante, burlesco  y despectivo hacia la persona, la figura y máxima autoridad de una institución de la provincia.

La oposición (léase radicales y kirchneristas) cada semana tienen la mesa servida para avanzar un cuadro más en el tablero de las estrategias que les permita usufructuar más ventaja en la búsqueda de ganar distancia pública y política frente al oficialismo provincial.

El Gobierno de Claudio Poggi que tiene que lidiar diariamente en varios frentes que no le son precisamente auspiciosos, queda debilitado aún más si una de las máximas autoridades de su propio partido, lejos de sostenerlo, defenderlo y fortalecerlo, por el contrario lo maltrata y lo deja a merced de los fuertes vientos que lo desgastan.

EL JUSTICIALISMO EXTRAÑA AL ADOLFO


No se sabe quién maneja el timón estratégico del Partido Justicialista en particular y de Compromiso Federal en general.

Seguro que Adolfo  Rodríguez Saá no. Ya no está, como antes, al frente del laboratorio de ideas que hicieron grande al partido gobernante y a la misma provincia. El ex gobernador, el más brillante político que se tenga memoria en la historia de San Luis se alejó para siempre. Está en otra cosa. Muy lejos de su provincia natal, de su pueblo. Lo suyo son las relaciones parlamentarias nacionales e internacionales, está demasiado ocupado montado en el tejido de frentes electorales de cara a las presidenciales de cara al 2015. Hoy por hoy su gran vidriera está en Buenos Aires, en el escenario político nacional, en sus misiones por las señoriales capitales europeas.

Su última intervención en la reciente reunión con intendentes y caciques departamentales despotricando entre ellos y todos juntos contra el gobierno, en la cara del asombrado y desencajado Claudio Poggi, dejó en claro varios mensajes.

Por un lado que la situación interna se le hizo inmanejable. No en vano, no hubo que esperar mucho tiempo para presenciar las secuelas con la explosión de los conflictos municipales que hoy son un hervidero de polémicas: La Calera, El Trapiche, Estancia Grande, San Jerónimo, El Volcán, Naschel, Tilisarao, etc., con un Alberto azuzando intendentes, empujándolos fuera del sillón donde los puso el pueblo de cada comarca, en una actitud inexplicable que ya tomó cuerpo en la prensa nacional.

En aquel cónclave partidario se vio a los jefes comunales y caudillos municipales cruzando dardos y peleándose por la posesión de ambulancias, enfermeros y cordones cunetas. Esas escenas deben haber sido un martirio silencioso para las entrañas del Adolfo quien ya está acostumbrado a navegar por las elevadas cumbres de la adrenalina nacional, de los deliciosos conciliábulos de alto relieve  internacional.

“¿¿¿Qué hago yo aquí…????, debe haber pensado a cada rato don Adolfo aquella tortuosa jornada, retorciéndose el mentón con su mano derecha sin cesar, escuchando a los caudillos del interior discutir afiebrados por tres enfermeros, dos cajas de tizas y un par de camillas, mientras su mente tal vez estaba puesta en su próxima audiencia con el alcalde de Paris o con el Papa Francisco, allá, en la maravillosa Roma, con el glamour de la alfombra roja que tanto lo cautiva.

El grueso del Justicialismo y gran parte de la población extrañan a Rodríguez Saá. Pero el Adolfo no los extraña ni medio. Y todo se va desmoronando de a poco, sutilmente. Y el Adolfo cada vez más lejos de ellos, sus fieles seguidores y de todo San Luis.

Si alguna vez se presenta en Terrazas del Portezuelo, probablemente sea para pedirle al gobernador que coloque a alguno de sus parientes más cercanos en puestos claves de la administración central o de alguna obra pública  fastuosa.

SIN TIMON POLITICO

El gobierno de Claudio Poggi está desguarnecido, sin impronta política vibrante ni asesores eficaces en la materia.

Poggi lleva adelante una gestión arrolladora, sin precedentes, en algunos casos supera el ritmo febril de las mejores jornadas del Adolfo. Sin embargo no puede capitalizar tanta obra cotidiana por toda la geografía provincial sin descanso.

Le hace falta un buen ministro político, con ideas, con alto vuelo táctico.

En el culebrón por los fondos de la soja, recientemente, el ministro de Gobierno, Eduardo D’Onofrio lo embarcó al primer mandatario en una pelea con el intendente Enrique Ponce retaceándole la plata para levantar una plata de efluentes y que culminó con el ministro de Hacienda denunciado ante la Justicia y un lunes caluroso con el gobernador solo, frente a la prensa, anunciado que le devolvía los 18 millones al intendente de la gran ciudad y que la parte proporcional del gobierno la dedicaría a playones deportivos del interior, poniendo distancia de los vecinos de la Capital.

Un desgaste innecesario si a ello sumamos que los concejales de Compromiso Federal quedaron desairados cuando estaban cruzando espadas con Ponce y sus concejales por un plan B de la planta de efluentes cloacales.

Los concejales de Compromiso Federal ni aún con el apoyo, ideológicamente poco explicable de los radicales Guiñazú y la candidata a intendenta Rocha, logran mover un ápice de su rumbo al intendente de San Luis.

Faltan ideas. No aparecen…

D’Onofrio alienta al gobernador a despotricar contra Ponce y resulta que después tienen que ir a rogarle el permiso para construir un barrio.

Muchos desatinos.

Para colmo los editoriales periodísticos del canal oficial en vez de ayudar a al Gobierno lo embarran cada día más, victimizan y agradan hasta las nubes al intendente capitalino. Todo lo contrario a lo pretendido.

No hay ideas, nadie piensa. Y el Adolfo cada día más lejos de todo. Dejó el timón a la deriva hace rato. Y no piensa volver la vista atrás…

Poggi, Alberto, Ponce


El intendente Enrique Ponce con sus errores, con las  desprolijidades y tropiezos de tanto en tanto de sus funcionarios, con menos presupuesto que el gobierno provincial, cada acto, gestión y visita de presidenciables, hace de cada día un rascacielos. Ha sabido capitalizar en forma explosiva cada paso que da y cuenta con la ayuda no buscada de las torpezas de su enemigo.

“Cuando el enemigo se equivoca no hay que interrumpirlo…”, juran algunos haberle escuchado decir al jefe de Gabinete municipal.

Finalmente Ponce y Pérsico, con esfuerzo, algunos roces y dificultades que saben disimular en público, han logrado abroquelar a sus tropas y se muestran con gestos de unión y un discurso coincidente.

A Poggi lo petardean más desde su propio campamento partidario que desde afuera. Le llenan de clavos su camino hacia un merecido intento de buscar la  reelección. Y además, dejan volar entre la gente la fantasía de que el gobernador sería un buen candidato para vencer y desalojar a Pônce en la Capital y poner al Alberto en la gobernación otra vez.,

Todo confuso, todo impreciso. Juegan al poder desde el Partido Justicialista como si lo fueran a atesorar hasta el infinito.

Legisladores en crisis

En la Cámara de Diputados las cosas marchan con tiempo nublado y pronóstico reservado.

Compromiso Federal tiene un serio déficit de conducción y riesgo latente de dispersión. Los opositores tienen lo suyo. Los radicales, aún con las visitas de sus figuras presidenciables a San Luis que no dejan gusto a nada, aún con sus bochornosos episodios de bravuconadas callejeras, pese a algunas fisuras internas y sacudones de indisciplinas en el bloque kirchnerista, ambos bloques logran sacar ventaja.

Por ejemplo, no se entiende la actitud del bloque oficialista de mandar a archivo todos los pedidos de informes sobre el accionar gubernamental que inquietan a la oposición.

En otros tiempos, sin miedos ni gestos de guapos de arrabal, se aceptaban los planteos de la oposición, se llamaba a los ministros a las comisiones, se discutían las dudas, se sacaban dictámenes, se debatían luego estos despachos ampliamente en el recinto y se resolvían las cuestiones por si o por no, pero con sensatez y democráticamente.

Al cerrar las puertas al debate de los planteos de las minorías le hicieron un flaco favor al gobierno. Ahora radicales y kirchneristas optaron por marchar directamente a Terrazas del Portezuelo, golpearle la puerta de los  despachos a todos los ministros y pedirles cuentas personalmente.

Un desgaste más innecesario, aún…

Ahora bien, si los ministros le abren las puertas a la dirigencia opositora deja mal parados a los diputados de su partido que rechazaron los pedidos de informes y si se las cierran agrandan la impresión pública que no quieren rendir cuentas de sus actos ni de sus cuentas que kirchneristas y radicales consideran poco claras.

Se metieron en un laberinto complicado.

Precisamente, de estas cosas, la dirigencia opositora ha informado a la prensa y la opinión pública nacional. Y ha pedido a la Justicia que investigue las entrañas mismas del gobierno gracias a los editoriales del “compañero” Alberto.

Era necesario llegar a esto…????

El oficialismo, a partir de aquel impresentable “peritrucho”, buscando desestabilizar a Ponce, comenzó a abrir las puertas del infierno. Y así están, embarcados en una nave que los puede llevar a las llamas.

¿Y el conductor político, el Adolfo, el gran estratega…? Bien, gracias, de saco y corbata por Europa.
Leer más: http://www.abcnoticias-sl.com/news/cada-vez-se-abren-mas-las-puertas-del-infierno-la-oposicion-denuncio-a-diputados-del-pj-al-gobierno-al-jefe-de-policia-y-al-ministro-de-seguridad/




La oposición pide que se investiguen las denuncias de Alberto  Rodríguez Saá contra la Policía

Los diputados del Frente Amplio UNEN y del Frente para la Victoria  enviaron una nota al Procurador General de la Provincia para que  instruya a un fiscal a que inicie una investigación en base a las  denuncias formuladas por el exgobernador Alberto Rodríguez Saá a  través de su programa de radio y El Diario de la República sobre  supuestos actos de corrupción en la Policía de la Provincia.

La misiva lleva la firma de Walter Ceballos (presidente del bloque) y  los legisladores Alejandro  Cacace; Fidel Haddad; José Alberto Fara;  Juan Manuel Rigau; Gabriel Muñoz; Raúl Laborda; Martín González, por  el FPCyS. Y de la presidente del bloque Sonia del Arco, más los  diputados: Sergio Luis Amieva; Luis Héctor Foresto; Juan Apendino;  Daniel González Espíndola; Sergio Guardia; y Juan Larrea, por el FPV.

“Nos presentamos ante usted a efectos de encomendarle la INVESTIGACIÓN  FISCAL, ante  la posible comisión de delitos que podrían involucrar a  funcionarios Policiales y del Poder Ejecutivo Provincial y a efectos  de solicitar se impulsen las investigaciones fiscales pertinentes”  indica la nota enviada a la oficina del Procurador, Fernando Estrada.

Los legisladores se hicieron eco de la editorial del exgobernador  Alberto Rodríguez Saá publicada este miércoles en El Diario de la  República con el título “Se llama corrupción”.

Se trata de “una denuncia pública de comisión de delitos de:  incumplimiento de deberes de la Función Pública, asociación ilícita  agravada por la función policial, malversación de caudales públicos y  peculado, entre otras,  contra el accionar de funcionarios Policiales,  entre los que se sindica al Sr. Jefe de Policía y al Sr. Ministro  Secretario de Gobierno y Seguridad de  la Provincia como partícipes de  algunas de las mismas”, refleja el escrito.

“Sin duda no escapará a su elevado criterio y responsabilidad  jurídico-institucional la gravedad de la denuncia allí realizada, la  que tiene como autor al Ex Gobernador, Ex Senador Nacional y ex Jefe  de Gabinete de Ministros del Ejecutivo Provincial: Dr.  Alberto  José  Rodríguez Saá”, agrega el documento.

La presentación fue acompañada por un original de la edición del  periódico de este miércoles, donde figura publicada la editorial y  solicita que: “Se instruya la investigación fiscal correspondiente y  en ese proceso se convoque al denunciante a aportar las pruebas de las  que dispone, según sus expresiones públicas y se le solicite amplié  las mismas de acuerdo a su conocimiento de los delitos por él  denunciados”.
http://sanluis24.com.ar/index.php? option=com_content&view=article&id=48873:la-oposicion-pide-que-se- investiguen-las-denuncias-de-alberto-rodriguez-saa-contra-la- policia&catid=181:la-ciudad-slide
    


El oficialismo quería aprobar ciegamente cuentas de inversión  deficitarias de municipios del interior

Ayer, el diputado radical Alejandro Cacace dio a conocer 15 polémicas  cuentas de inversión pertenecientes a municipios del interior  provincial. Durante la reunión de la comisión de Finanzas del pasado  martes, Compromiso Federal iba a emitir un despacho por mayoría para  que fueran aprobadas ciegamente en la Cámara de Diputados, como ocurre  todos los años, a pesar de las múltiples observaciones realizadas por  órganos como el Tribunal de Cuentas, la Auditoría General y el  programa Asuntos Municipales.

“El oficialismo estaba listo para hacer una aprobación sin  observaciones”, dijo Cacace, quien además comentó que debió afrontar  “múltiples dificultades para acceder a la información”, la cual estaba  solo a disposición de “la presidencia de la comisión de Finanzas”.

Estas cuentas que el oficialismo quería aprobar sin objeción alguna  pertenecen a un bloque de 16, de las cuales 15 presentan algún tipo de  irregularidad. La única rendición de cuentas bien realizada fue la del  municipio de Zanjitas. También cabe destacar que, si han ingresado 16  cuentas de inversión, hay más de 35 municipios que todavía no han  presentado las suyas, a pesar de que el plazo venció hace meses.

En las cuentas presentadas se observan irregularidades como  reasignaciones de partidas que no tienen ninguna ordenanza que las  respalde, la presentación fuera de tiempo de las cuentas, la no  consignación de todos los recursos que los que contó el municipio, y  el hecho de que algunos pueblos no han cumplido con una pauta  establecida por la Ley de Presupuesto, concerniente a que sus gastos  corrientes sean inferiores a los de capital.

No solo eso, sino que hay municipios que “han efectuado erogaciones  por montos mayores a los recaudado, generando un déficit en ejercicio  bajo análisis”, según consignan los informes. “Han gastado más de lo  que les ha ingresado, ya sea por vía de coparticipación, como de  recursos propios y han terminado no teniendo un presupuesto  equilibrado”, resumió Cacace.

Entre estos municipio figuran Renca, El Volcán y Estancia Grande, cuyo  caso es más que insólito ya que, gracias a gozar del favor de Alberto  Rodríguez Saá, recibe un presupuesto que es un 1.000% superior a lo  que habitualmente recibe un pueblo de similar cantidad de habitantes.

Todas estas cuentas de inversión deberían ser reenviadas a los  municipios de los que provienen, “para que contabilicen  adecuadamente”. Sin embargo, hay 5 en casos que, a pesar de no ser  municipios deficitarios, presentan tantas irregularidades que “no  acreditan los recaudos legales y financieros suficientes como para  poder hacer la aprobación de las cuentas de inversión”. O sea, que  deberían ser directamente rechazadas y no devueltos para una mejor  confección. Estos 5 municipios son Batavia, Villa de Praga, Leandro  Alem, Las Chacras y Alto Pencoso

“Ya estaban dando despacho, aprobando sin observación”, dijo Cacace,  quien, con su intervención, de la que también participó el comunista  Juan Larrea, frenó el despacho por mayoría, por lo que el tema volverá  a ser tratado en comisión la semana que viene.
 http://lagaceta-digital.com.ar/tempor/index.php? option=com_content&view=article&id=10860:el-oficialismo-queria- aprobar-ciegamente-cuentas-de-inversion-deficitarias-de-municipios- del-interior&catid=37:notaprincipal