jueves, 15 de noviembre de 2012

PLANTA DE EFLUENTES CLOACALES, LO QUE RODRIGUEZ SAA Y LEMME PROMETIERON Y NO CUMPLIERON, AHORA POGGI ENCONTRO AL VERDADERO CULPABLE...


Fuerte denuncia municipal contra el gobierno por los efluentes cloacales.

Lo que el gobierno nunca cumplió

Concejales opinaron sobre el proyecto de las declaraciones juradas

La Municipalidad le pide al Gobierno que le avise cuando haga obras dentro de la ciudad

San Luis, la que menos invirtió en educación




FUERTE DENUNCIA MUNICIPAL CONTRA EL GOBIERNO POR LOS EFLUENTES  CLOACALES

Con un fuerte pronunciamiento crítico hacia el gobierno provincial, la  Municipalidad de la Capital denunció a la administración provincial  por incumplimiento de obras de efluentes cloacales, promesa que, según  la comuna, fue convenida durante las gestiones de Alberto Rodríguez  Saá y Alicia Lemme.

  Con este documento Enrique Ponce se ubica nuevamente en el centro de  la escena política ganando la iniciativa de la discusión poniendo  sobre la mesa de la polémica anuncios que se remontan a junio de 2006  cuando  –asegura-el entonces el gobernador Rodríguez Saá proclamó la  inversión de 240 millones de pesos en el marco de los planes  “Estratégico Sanitario” y “Hepatitis Cero” a través de los cuales se  construirían redes cloacales, plantas potabilizadoras y una nueva  planta  de efluentes para la ciudad Capital.

  En uno de sus párrafos acusa al gobierno de tener, en materia de  Medio Ambiente “un discurso vacío de realidad”.

EL DOCUMENTO

   El pronunciamiento se abre con un título que abre de inmediato la  polémica: “Planta de efluentes cloacales: hitos de una promesa que el  Gobierno provincial nunca cumplió”.

   En su desarrollo comienza recordando que “el 28 de junio de 2006,  los medios oficiales anunciaban eufóricos que el Gobierno provincial  invertiría 240 millones de pesos en un “Plan Estratégico Sanitario”  que remediaría la falta de políticas acertadas en materia de salud. Si  bien parte de ese dinero luego se desvió a obras para fomentar el  turismo, la idea inicial era reforzar dos servicios básicos: agua y  cloacas”.

  Agrega que “así, y dentro de otro plan, llamado “Hepatitis 0”, el  entonces gobernador Alberto Rodríguez Saá prometió construir redes  cloacales, plantas potabilizadoras de agua y una nueva planta de  efluentes cloacales para la ciudad de San Luis. Al momento de anunciar  la inversión, en la Provincia se habían detectado doce casos de  hepatitis viral aguda, una enfermedad que se contagia cuando las  condiciones sanitarias no son las adecuadas y el agua –que luego se  ingiere o se usa para preparar alimentos- entra en contacto con restos  de materia fecal o líquidos contaminados”.

También rememora que “en 2005, según datos oficiales, se registraron  435 casos de hepatitis aguda”. Y que “sin embargo, y frente a la  supuesta preocupación por la salud, la prometida obra de la planta de  tratamiento de efluentes cloacales no se construyó jamás”.

  Más adelante el documento de la comuna  capitalina indica que “en  junio de 2007, cuando Alicia Lemme preparaba su plataforma electoral  prometía la construcción de una planta de efluentes cloacales “porque  la actual está colapsada”. La promesa de la arquitecta que luego fue  electa intendenta nunca se cumplió”.

Apelando al razonamiento técnico se pregunta y responde de inmediato:  “¿Por qué hacer una nueva planta para tratar los líquidos cloacales?  Porque la actual fue construida para una población que no superaba los  sesenta mil habitantes. Luego la ciudad se estiró. Sufrió un  descontrolado crecimiento demográfico provocado por la radicación  industrial. Pero los desechos se seguían volcando en las mismas  lagunas ya colapsadas”.

Retomando el camino de la evocación histórica se señala: “El 27 de  junio de 2008, Alberto Rodríguez Saá y Lemme firmaron el “Acuerdo de  Cooperación entre el Gobierno de la Provincia de San Luis y el  Municipio de la Ciudad de San Luis”. En la cláusula tercera del  acuerdo, el Estado provincial “…en el marco del Plan Hepatitis 0, se  compromete a ejecutar a su exclusivo cargo y gestión, la construcción  de una nueva Planta de Efluentes Cloacales con sus correspondientes  colectores y ramificaciones barriales, asumiendo el compromiso de la  concreción de la misma en un plazo de cuatro años”.

En uno de sus párrafos más duros afirma: “¿Qué pasó después? ¿Qué hizo  el Gobierno con semejante promesa? Lo mismo que en 2006. Nada”.

Sin abandonar su tono crítico el manifiesto apunta: “Para silenciar su  ineficacia, la Provincia pateó la pelota hacia el terreno que más le  conviene: la Intendencia de la ciudad de San Luis. A pesar de las  promesas y de los acuerdos firmados, fundamentalmente, el de 2008,  ahora le echa la culpa del mal funcionamiento de la planta al  intendente Enrique Ponce. Es más, el Gobierno intimó a la Intendencia  para que construya una nueva planta, una obra que cuesta alrededor de  350 millones de pesos, cuando el presupuesto anual municipal para el  2013 es de 260 millones”.

“Además, a través de sus medios de comunicación, el Estado provincial  alegó que la falta de tratamiento adecuado de los efluentes cloacales  está causando un severo daño ambiental, ya que contaminan el río San  Luis”, añade.

Luego ubica el planteo dentro de una discusión político jurídico: la  jurisdicción. Al respecto defiende la posición acerca de las  responsabilidades del gobierno provincial en la materia. “Uno de los  cuatro ramales que desembocan en la planta pasa por el Parque  Industrial Sur. Según la ley nacional 24.051 de Residuos Peligrosos,  quien debe controlar los desechos que las fábricas vuelcan en la red  cloacal es el Gobierno provincial. La presencia en las lagunas de  manchas de aceite o de coloración extraña indica que esa obligación es  pasada por alto o efectuada con negligencia o desconocimiento”.

El cierre del documento no abandona la dura franquesa con que se  inició afirmando: “En seis años, el Gobierno prometió dos veces hacer  una planta de efluentes cloacales acorde a la población de la ciudad  de San Luis. Pero nunca cumplió. La preocupación por la salud de los  vecinos y el medio ambiente parecen ser apenas elementos de un  discurso vacío de realidad”.

---- ---- -----

MARCHA DE ANTORCHA DE LOS MEDICOS

  Los médicos nucleados en la Asociación de Profesionales y Técnicos  de la Salud realizarán hoy una marcha con antorchas por la ciudad bajo  el lema LUZ PARA LA SALUD.

 Bajo la premisa “La Salud es un compromiso de todos” los  profesionales se concentrarán a las 19 en la Terminal de Omnibus. La  marcha se hará por: más recurso Humano para la Salud; más  Profesionales y Técnicos, y Por estabilidad laboral.

  La convocatoria está dirigida a toda la comunidad.

EN LA LEGISLATURA

   En tanto por la mañana irán a la Legislatura Provincial acompañando  a la visita del PRESIDENTE de la Federación Sindical de Profesionales  de la Salud Argentina (FESPROSA) Dr.  Yabkowski  que a las 10 de la  mañana se reunirá con integrantes de la comisión de Salud de la Cámara  de Diputados.

  Allí el profesional visitante planteará lo que considera la “Crísis  por la que atraviesa la salud pública de la provincia”.
http://www.abcnoticias-sl.com/news/fuerte-denuncia-municipal-contra- el-gobierno-por-los-efluentes-cloacales/

VIDEO
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=_514O3BNAks



video


Lo que el gobierno nunca cumplió

La planta de efluentes cloacales es una de las obras que la Provincia  se comprometió hacer en la ciudad de San Luis, pero nunca cumplió. Fue  en junio de 2006 cuando los medios oficiales anunciaban eufóricos que  el Gobierno provincial invertiría 240 millones de pesos en un “Plan  Estratégico Sanitario”, que remediaría la falta de políticas acertadas  en materia de salud.

Si bien parte de ese dinero luego se desvió a obras para fomentar el  turismo, la idea inicial era reforzar dos servicios básicos: agua y  cloacas.

Así, y dentro de otro plan, llamado “Hepatitis 0”, el entonces  gobernador Alberto Rodríguez Saá prometió construir redes cloacales,  plantas potabilizadoras de agua y una nueva planta de efluentes  cloacales para la ciudad de San Luis. Al momento de anunciar la  inversión, en la Provincia se habían detectado doce casos de hepatitis  viral aguda, una enfermedad que se contagia cuando las condiciones  sanitarias no son las adecuadas y el agua –que luego se ingiere o se  usa para preparar alimentos- entra en contacto con restos de materia  fecal o líquidos contaminados.

En 2005, según datos oficiales, se registraron 435 casos de hepatitis  aguda.

Sin embargo, y frente a la supuesta preocupación por la salud, la  prometida obra de la planta de tratamiento de efluentes cloacales no  se construyó jamás.

En junio de 2007, cuando Alicia Lemme preparaba su plataforma  electoral prometía la construcción de una planta de efluentes  cloacales “porque la actual está colapsada”. La promesa de la  arquitecta que luego fue electa intendenta nunca se cumplió.

¿Por qué hacer una nueva planta para tratar los líquidos cloacales?  Porque la actual fue construida para una población que no superaba los  sesenta mil habitantes. Luego la ciudad se estiró. Sufrió un  descontrolado crecimiento demográfico provocado por la radicación  industrial. Pero los desechos se seguían volcando en las mismas  lagunas ya colapsadas.

El 27 de junio de 2008, Alberto Rodríguez Saá y Lemme firmaron el  “Acuerdo de Cooperación entre el Gobierno de la Provincia de San Luis  y el Municipio de la Ciudad de San Luis”. En la cláusula tercera del  acuerdo, el Estado provincial “…en el marco del Plan Hepatitis 0, se  compromete a ejecutar a su exclusivo cargo y gestión, la construcción  de una nueva Planta de Efluentes Cloacales con sus correspondientes  colectores y ramificaciones barriales, asumiendo el compromiso de la  concreción de la misma en un plazo de cuatro años”.

¿Qué pasó después? ¿Qué hizo el Gobierno con semejante promesa? Lo  mismo que en 2006. Nada.

Para silenciar su ineficacia, la Provincia pateó la pelota hacia el  terreno que más le conviene: la Intendencia de la ciudad de San Luis.  A pesar de las promesas y de los acuerdos firmados, fundamentalmente,  el de 2008, ahora le echa la culpa del mal funcionamiento de la planta  al intendente Enrique Ponce. Es más, el Gobierno intimó a la  Intendencia para que construya una nueva planta, una obra que cuesta  alrededor de 350 millones de pesos, cuando el presupuesto anual  municipal para el 2013 es de 260 millones.

Además, a través de sus medios de comunicación, el Estado provincial  alegó que la falta de tratamiento adecuado de los efluentes cloacales  está causando un severo daño ambiental, ya que contaminan el río San  Luis.

Uno de los cuatro ramales que desembocan en la planta pasa por el  Parque Industrial Sur. Según la ley nacional 24.051 de Residuos  Peligrosos, quien debe controlar los desechos que las fábricas vuelcan  en la red cloacal es el Gobierno provincial. La presencia en las  lagunas de manchas de aceite o de coloración extraña indica que esa  obligación es pasada por alto o efectuada con negligencia o  desconocimiento.

En seis años, el Gobierno prometió dos veces hacer una planta de  efluentes cloacales acorde a la población de la ciudad de San Luis.  Pero nunca cumplió. La preocupación por la salud de los vecinos y el  medio ambiente parecen ser apenas elementos de un discurso vacío de  realidad.
http://noticiassanluis.com.ar/san-luis/3753-lo-que-el-gobierno-nunca- cumplio




Concejales opinaron sobre el proyecto de las declaraciones juradas

Los concejales Zulema Rodríguez Saá y Francisco Guiñazú dieron su opinión sobre el proyecto de ordenanza que estipula que los ediles y funcionarios municipales, entre otros, deberán presentar una declaración jurada. El proyecto será remitido por el intendente mañana al Concejo Deliberante.

Guiñazú

“En principio estoy de acuerdo con este tipo de medidas que hacen a la transparencia republicana. Esto no solamente tiene sustento en la Constitución Provincial sino también en la Carta Orgánica Municipal. Tanto el artículo 14 de la Carta, como el 26 y 272 de la Constitución Provincial, imponen la exigencia de declarar los bienes que tiene el funcionario al momento de ingresar y egresar. En mi caso, lo presenté y lo tengo cargado. Lo importante, es que el proyecto no se vaya a contradecir con lo que dicen las normas superiores como la Carta Orgánica y la Constitución”.

El proyecto contempla que las declaraciones juradas se publicarán en el Boletín Oficial Municipal, sacándole el carácter privado que establece el artículo 14 de la Carta Orgánica.

“Hay que tener un poquito de cuidado porque está el derecho a la intimidad. El artículo 14 dice que deben ser secretas las declaraciones juradas y sólo puede accederse a las mismas cuando es requerida por una investigación, requerimiento judicial, o del propio interesado”.

Rodríguez Saá

“El artículo 14 de la Carta Orgánica Municipal con la cuál él se maneja, Ponce no presentó su declaración jurada. Todos tenemos que presentar la declaración jurada, lo dice la Carta Orgánica. No está descubriendo la pólvora, simplemente está cumpliendo con su obligación de respetar la Carta Orgánica”.

La presidenta del Concejo deliberante manifestó que no le gustaría que la declaración jurada tome estado público. “Creo que no corresponde pero si lo tengo que hacer, lo hago”, expresó la edil.
http://lagaceta-digital.com.ar/tempor/index.php?option=com_content&view=article&id=7096:concejales-opinaron-sobre-el-proyecto-de-las-declaraciones-juradas&catid=1:latest-news&Itemid=50



La Municipalidad le pide al Gobierno que le avise cuando haga obras dentro de la ciudad    

El secretario de Servicios Públicos Ramón Zarrabeitia dijo que se le pide al Gobierno que avise al Municipio cuando esté por realizar una obra dentro de la ciudad con el objetivo con el objetivo de mejorarla y trabajar eventualmente de manera coordinada. El pedido fue motivado por las obras de alumbrado público que tanto el Gobierno como la Municipalidad realizan en los anexos 4 y 5 del barrio Eva Perón, y Cerro de las Rosas.

“Es una metodología que ha realizado el Gobierno desde hace mucho tiempo, es una forma de trabajo autoritaria. Creo que debería haber consenso en forma permanente y en los estamentos más bajos, lo tenemos”, expresó Zarrabeitia, quien agregó que “hemos mandado una nota al Ministerio de Obras Públicas en donde solicitamos, como en el caso del barrio 9 de Julio, que nos diera una audiencia porque ellos están haciendo un obra dentro de ejido municipal que es competencia un poco difusa”.

Zarrabeitia manifestó que el ministro de Hacienda y Obra Pública dijo que tomaría contacto con los funcionarios municipales. Además, el secretario calificó como que el Gobierno invierta en obras para la ciudad.

A fines de octubre, el Gobernador anunció que a pedido de los vecinos, se comenzaría con la obra de tendido eléctrico en los anexos 4 y 5 del barrio Eva Perón. La obra consiste en una línea de media tensión de 800 metros y la red de baja tensión domiciliaria es de 2 mil metros aproximadamente.

Pero pocos días después, se conoció que la Municipalidad terminó colocar más de veinte lámparas de vapor de sodio de alta presión en distintos sectores de ambos complejos habitacionales.

La pavimentación del barrio 9 de julio por parte del Gobierno, provocó manifestaciones de avasallamiento a la autonomía por parte de parte de la Municipalidad.

http://lagaceta-digital.com.ar/tempor/index.php?option=com_content&view=article&id=7097:la-municipalidad-le-pide-al-gobierno-que-le-avise-cuando-haga-obras-dentro-de-la-ciudad&catid=1:latest-news&Itemid=50



San Luis, la que menos invirtió en educación

Es la conclusión de un estudio que realizó el Centro de  Investigaciones en Políticas Públicas y Equidad (CIPPEC) sobre el  comportamiento de provincias en los últimos cinco años. San Luis es la  que menos invirtió en los últimos cinco años en educación, con un 30%  de incumplimiento, mientras Santa Cruz, Formosa y Santa Fe "superaron"  las metas de la ley de Financiamiento Educativo.

Las provincias que más aumentaron su inversión en educación fueron La  Pampa, Formosa, San Juan, Chaco, Santa Cruz, Tucumán y La Rioja.

El Informe sostuvo que "la evolución salarial fue dispar entre las  provincias", ya que "las que más aumentaron fueron La Pampa, Formosa,  San Juan, Chaco, Santa Cruz, Tucumán y La Rioja, mientras que  Catamarca, Río Negro, Mendoza y Corrientes fueron las que tuvieron  menores aumentos salariales en la comparación".

Axel Rivas, investigador del CIPPEC, tras aclarar que la institución  para el estudio "descreyó de los indicadores del INDEC y de las  consultoras y se basó en las estadísticas de las provincias", dijo que  los datos arrojaron que "la disparidad salarial que hoy es del 1,5 no  es tan grande como la inversión por alumno".

En una nota que publicó La Prensa, se detalla que en cuanto a la  evolución del salario docente real, "según los índices de las  provincias, el salario en términos reales aumento un promedio del 23  por ciento en los últimos cuatro años", por lo que pasó del mínimo de  2.585 a 3.188 pesos, mientras que en década del 90 el haber docente  creció un "50 por ciento".

Rivas dijo que la "desigualdad en la inversión es tres veces más  grande respecto a las desigualdades educativas que reciben los  alumnos, que va más allá de los salarios de los docentes", y destacó  el "papel de los sindicatos que presionaron" para cumplir las metas.

"Los alumnos de provincias pobres, además de tener docentes con  salarios distintos de las provincias más ricas, tienen peores  condiciones de infraestrutura, menos oferta de escolaridad completa y  menos cantidad de maestros", sostuvo el investigador.

Respecto a la inversión educativa con recursos fiscales, Tierra del  Fuego invierte 17.213 pesos por alumno del sector estatal, mientras  que Salta sólo logra invertir 3.276 pesos. El monitoreo arrojó que "la  mayor inversión por alumno se alcanza en cinco provincias patagónicas  y la ciudad de Buenos Aires, mientras que cinco provincias del norte y  San Luis están en el extremo opuesto".
http://noticiassanluis.com.ar/provincia/3754-estadistica-nacional-san -luis-es-la-provincia-que-menos-invirtio-en-educacion